ıllı Portal sobre Cristianismo y Catolicismo (2018)

Portal wikinfo sobre cristianismo, catolicismo, biblia, santoral, vaticano, papa, tierra santa y peregrinaciones

 !Selecciona tu Idioma!

ıllı Todo sobre el Cristianismo y los Cristianos:

ıllı Augustin Bea wiki: info, historia y vídeos

COMPARTE EN TU RED SOCIAL PREFERIDA:

cristianismo, catolicismo y biblia

salud  Augustin Bea 


Augustin Bea S.J. (Riedböhringen, veintiocho de mayo de mil ochocientos ochenta y uno - Roma, dieciseis de noviembre de mil novecientos sesenta y ocho) fue un sacerdote católico y maestro alemán perteneciente a la Compañía de Jesús (Societas Jesu). Fue cardenal y una figura clave a lo largo del Concilio Vaticano II. Su repercusión fue definitiva en el diálogo interreligioso y en las relaciones universales de la Iglesia católica en la etapa conciliar y artículo-conciliar.


Tres años tras su ordenación sacerdotal en mil novecientos dieciocho, ya era superior provincial de los jesuitas de Alemania. Mandado a Roma en mil novecientos veinticuatro, fue catedrático en la Pontificia Universidad Gregoriana, especialista en exegesis bíblica y arqueología bíblica. Sirvió al papa Pío XII como su confesor a lo largo de 13 años y se le acreditó un influjo vital en la redacción de la encíclica Divino Afflante Spiritu. En mil novecientos cincuenta y nueve, el papa Juan XXIII lo creó cardenal de la Iglesia católica. Su repercusión como Padre conciliar en el Concilio Vaticano II fue definitiva, particularmente en la conformación de documentos como Dei Verbum y Nostra Aetate.


Desde mil novecientos sesenta hasta su muerte, sirvió a la Iglesia como primer presidente del por entonces Secretariado para la promoción de la unidad de los cristianos, una comisión preparatoria al Concilio creada por el papa Juan XXIII, que después recibiría el nombre de Consejo Pontificio para la Unidad de los Cristianos. Era la primera vez que la santa Sede creaba una estructura consagrada solamente a temas universales.


Falleció en la ciudad de Roma a los ochenta y siete años, a resultas de una infección pulmonar. Bea fue reconocido, tanto por su capacidad como biblista como por su carácter universal, al influir de manera fuerte en las relaciones de la Iglesia católica con las sobrantes Iglesias y comunidades cristianas, como asimismo con el judaísmo. Fue autor de diez libros, básicamente en latín, y de cuatrocientos treinta artículos, reconocido ya en vida, tanto con doctorados honoris causa de diferentes universidades de Austria, Alemania, Suiza y E.U., como por condecoraciones de Alemania, Francia y Grecia, entre otros muchos países.


Los primeros años hasta su ordenación


Augustin Bea nació en Riedböhringen, el día de hoy una parte de Blumberg, Baden-Württemberg. Su padre fue un carpintero.


Estudió en las Universidades de Friburgo, de Innsbruck, y de Berlín, y en casa de estudios de la Compañía de Jesús en los Países Bajos, ubicada en Valkenburg aan de Geul. El dieciocho de abril de mil novecientos dos se unió a la orden de los jesuitas, en tanto que «se sentía muy inclinado a la vida académica». Bea fue ordenadosacerdote el veinticinco de agosto de mil novecientos doce y concluyó sus estudios en mil novecientos catorce, para efectuar su profesión solemne como sacerdote de la Compañía el quince de agosto de mil novecientos dieciocho.


Su etapa como académico


Sirvió como superior de la vivienda jesuítica en Aquisgrán hasta mil novecientos diecisiete, tiempo en el que empezó a instruir Sagradas Escrituras en Valkenburg. Desde mil novecientos veintiuno a mil novecientos veinticuatro, Bea fue superior provincial de Alemania. El superior general de los jesuitas, Wlodimir Ledochowski lo mandó entonces a Roma, donde trabajó como superior en la Casa de capacitación bienal (1924–1928), maestro del Pontificio Instituto Bíblico (1924–1949), y como rector del Instituto Superior de Estudios Eclesiásticos (1924–1930). En mil novecientos treinta, Bea fue nombrado rector del Pontificio Instituto Bíblico, pues ocupó por diecinueve años.


Fue el confesor del papa Pío XII entre mil novecientos cuarenta y cinco y mil novecientos cincuenta y ocho. Sirvió en la Pontificia Comisión Bíblica, y se le acreditó un influjo vital en la redacción de la encíclica Divino Afflante Spiritu, publicada el treinta de septiembre de mil novecientos cuarenta y tres, que incitó el estudio científico de la Biblia, hasta ese momento constreñido en la Iglesia católica. Asimismo cooperó entre mil novecientos cuarenta y uno y mil novecientos cuarenta y ocho en el proyecto para preparar una nueva traducción latina de los cánticos.


Sus años como cardenal


Elevado al rango de cardenal de la Iglesia católica ya antes de su consagración episcopal, Bea fue creado Cardenal diácono de San Sabas en la ciudad de Roma por el papa Juan XXIII en el consistorio del catorce de diciembre de mil novecientos cincuenta y nueve. No fue hasta un par de años después, el cinco de abril de mil novecientos sesenta y dos, que el cardenal Bea fue designado arzobispo titular de Germania de Numidia, y el diecinueve de abril fue ordenado prelados en la Basílica de San Juan de Letrán, siendo consagrado por Juan XXIII y sirviendo los cardenales Giuseppe Pizzardo y Benedetto Aloisi Masella de co-consagradores.


El seis de junio de mil novecientos sesenta, fue designado primer presidente del recién formado Secretariado para la promoción de la unidad de los cristianos, una comisión preparatoria al Concilio creada por el Papa Juan XXIII, que después recibiría el nombre de Consejo Pontificio para la Unidad de los Cristianos. Fue en mil novecientos sesenta que Juan XXIII le encargó al cardenal Bea la preparación del boceto sobre las relaciones con los judíos.


El Concilio Vaticano II

Procesión de los progenitores conciliares para dar comienzo al Concilio Vaticano II, el once de octubre de 1962

El cardenal Bea fue uno de los progenitores conciliares que más influyó en el rumbo asumido por el Concilio Vaticano II. Después que Alfredo Ottaviani, cardenal de tendencia conservadora responsable de la Sagrada Congregación del Santo Oficio, presentase el primer boceto elaborado por la comisión que encabezaba para el Documento sobre las fuentes de la Revelación Divina (cuyo título mutaría después al de Dei Verbum, la constitución dogmática sobre la Divina Revelación), Bea aseveró que semejante propuesta "cerraría la puerta a la Europa intelectual y las manos extendidas de amistad en el Viejo y en el Nuevo Planeta". Los enfrentamientos entre los dos cardenales fueron proverbiales y la constitución dogmática Dei Verbum se volvió, sin dudas, el documento de gestación más trágica en el marco del concilio, puesto que dio sitio a un cambio radical en la orientación del mismo apenas un mes tras empezado, después de un discute intenso, una votación emocionante y una intervención personal del papa Juan XXIII, quien ordenó la retirada del texto y la capacitación de una segunda comisión, en un caso así mixta, encabezada por Bea y no solo por Ottaviani, para preparar el boceto del documento.


Por otra parte, el cardenal Bea se resaltó por sacar adelante la redacción de múltiples de los documentos del Concilio Vaticano II: el decreto Orientalium Ecclesiarum sobre las Iglesias orientales católicas, el decreto Unitatis redintegratio sobre el ecumenismo, y la declaración Dignitatis humanae sobre la libertad religiosa. El propio Bea o bien el Secretariado para la promoción de la unidad de los cristianos a su cargo fueron responsables en diferentes instancias de escribir bocetos para esos documentos, y de añadir las objeciones y sugerencias de los progenitores conciliares. Dada su tendencia innata al diálogo, a la concordia y al pluralismo, Bea estableció los fundamentos de la declaración Nostra Aetate, referida a la relación entre la Iglesia católica y las religiones no cristianas. De entre los múltiples temas que en ella se trataban, la actitud de la Iglesia católica cara los judíos resultó ser el más crítico. Bea fue un especialista en la apertura de un camino de relación mediante un enjambre de inconvenientes exegéticos, teológicos, sociales, políticos y también históricos, para presentar un proyecto revisado de las relaciones de la Iglesia católica y los judíos y otros no-cristianos en la 88a sesión general del Concilio, el veinticinco de septiembre de mil novecientos sesenta y cuatro. El documento final decretado por año siguiente rechazó con toda claridad el antisemitismo:


John Borelli, un historiador del Concilio Vaticano II, apuntó que "se requirió de la voluntad de Juan XXIII y la constancia del cardenal Bea para imponer esa declaración en el Concilio".


Bea participó aparte de un coloquio renombrado en Harvard entre el veintisiete y treinta de marzo de mil novecientos sesenta y tres, en el que unos ciento cincuenta profesores universitarios católicos y protestantes discutieron la significación teológica del Concilio Vaticano II, aún en sesiones. Bea brindó allá 3 conferencias, publicadas después en el libro Ecumenical Dialogue at Harvard.


Después del Concilio, asistió en el establecimiento de numerosas conferencias a dos bandas entre la Iglesia católica y las Iglesias ortodoxa y protestantes. Asimismo fomentó los contactos con el Consejo Mundial de las Iglesias.

El cardenal Augustin Bea, sentado en primera fila, en ocasión de percibir el Premio de la Paz del Comercio Librero Alemán juntamente con el teólogo protestante Willem Adolph Visser 't Hooft —ubicado a la izquierda del prelado—, secretario general del Consejo Mundial de Iglesias. A la izquierda de Visser 't Hooft se halla Heinrich Lübke, por entonces ministro de Nutrición, Agricultura y Bosques de la República Federal de Alemania y después presidente de la República.Manzanas 'Kardinal Bea'. Se trata de un cultivar semi-spur, que lleva el nombre en honor del insigne obispo.

Entre mil novecientos dieciocho y mil novecientos sesenta y ocho, el cardenal Bea publicó diez libros y cuatrocientos treinta artículos sobre cuestiones arqueológicas, exegesis de textos del Viejo Testamento, mariología, análisis de las encíclicas papales, y temas como la unidad de los cristianos, el antisemitismo, el Concilio Vaticano II, las relaciones de la Iglesia católica con el protestantismo y las Iglesias ortodoxas orientales, y el ecumenismo.


COMPARTE EN TU RED SOCIAL PREFERIDA:

mas informacion


  ELIGE TU TEMA DE INTERÉS: 


autoayuda.es

  Cristianos (Wikinfo) 

autoayuda.es   BUSCADOR Cristiano    

 

USUARIOS:

Hay 41 invitados y ningún miembro en línea

cristianismo, catolicismo y biblia

cristianismo, catolicismo y biblia

 

WEBs RELACIONADAS:

 cristianismo, catolicismo y biblia

Está aquí: Inicio > [ CRISTIANISMO ] > ıllı Augustin Bea wiki: info, historia y vídeos

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver políticas