ıllı Portal sobre Cristianismo y Catolicismo (2018)

Portal wikinfo sobre cristianismo, catolicismo, biblia, santoral, vaticano, papa, tierra santa y peregrinaciones

 !Selecciona tu Idioma!

ıllı Todo sobre el Cristianismo y los Cristianos:

ıllı Concilio de Florencia wiki: info, historia y vídeos

COMPARTE EN TU RED SOCIAL PREFERIDA:

cristianismo, catolicismo y biblia

salud  Concilio de Florencia 


En mil trescientos setenta y ocho, ciertos miembros del instituto cardenalicio, no contentos con la elección de Urbano VI, decidieron escoger un nuevo papa, el antipapa Clemente VII, ocasionando la división de la cristiandad occidental en 2 obediencias papales, periodo conocido como el Cisma de Occidente. En mil cuatrocientos nueve se procuró solventar la situación a través de la convocación de un concilio universal en Pisa, pensando que solo una asamblea general de la Iglesia podía poner punto y final al cisma. Los 2 pontífices de entonces, Gregorio XII de la ciudad de Roma y Benedicto XIII de Aviñón, se negaron a participar del concilio, con lo que este les depuso y en su sitio escogieron a Alejandro V. El papa de Pisa, Alejandro V, murió por año siguiente de ser escogido. De forma inmediata le sucedió el antipapa Juan XXIII. De esa forma, Pisa complicó el inconveniente, ahora la Iglesia se hallaba dividida en 3 obediencias.


Con la celebración del Concilio de Constanza (entre mil cuatrocientos catorce y mil cuatrocientos dieciocho) y la elección de un solo papa, Martín V, se pone fin al gran cisma, mas en el discute teológico cobra fuerza la doctrina conciliarista. Las discusiones eclesiológicas del tiempo discutían entre 2 conceptos esenciales sobre la Iglesia: el primero definía a la Iglesia como una organización monárquica, cuya cabeza es el papa, sucesor de san Pedro; al tiempo que el segundo proponía que la Iglesia es una comunidad de fieles, representada en el concilio, cuya presidencia ostenta el Papa. El concilio mana el decreto Frequens por medio del que se ordena la celebración de otro concilio 5 años tras el de Constanza y la frecuencia de un concilio cada diez años.


Siguiendo el decreto Frequens, el papa Martín V, si bien si estaba preocupado por el avance de la teoría conciliarista, 5 años tras el concilio de Costanza convocó un nuevo concilio en Pavía, el que empezó en el mes de abril de mil cuatrocientos veintitres, mas por causa de la peste fue trasladado a Siena. Al no acudir un número notable de representantes de toda la Iglesia y al no manar ningún decreto, dicho concilio se cerró sin ser considerado un concilio universal.

Encargados de Bohemia al concilio de Basilea.

El decimoséptimo concilio universal fue citado el 1 de febrero de mil cuatrocientos treinta y uno por el papa Martín V. Su ubicación inicial en Basilea (Suiza) se debió al deseo de los participantes de desarrollar las sesiones fuera de los territorios dominados por las grandes potencias de la temporada para eludir influencias externas al propio concilio. El papa designó para encabezar el concilio al cardenal Julián Cesarini, iniciándose las sesiones el veintitres de julio de mil cuatrocientos treinta y uno ya bajo el pontificado de Eugenio IV al haber fallecido Martín el veinte de febrero de ese año.


El concilio se dividió en 4 comisiones, cada una de las que abordó uno de los objetivos previstos en la convocatoria. De esta manera, una comisión se encargó de los inconvenientes de la fe, con los principales objetivos de la herejía husita y la unión con la Iglesia Ortodoxa; otra trabajó en la consecución de la paz entre los reinos cristianos, sobre todo en los enfrentamientos entre Francia y también Inglaterra, por una parte, y entre los reinos ibéricos, por otro; una tercera comisión se dedicó a la reforma de la Iglesia; y la cuarta a los temas generales.


Inmediatamente empezaron a tomarse resoluciones, como la obligación de festejar 2 concilios provinciales al año y sobre todo el pacto con los husitas a los que se les dejó, a través de la publicación del decreto Compactata, percibir la comunión en las dos especies (pan y vino) en las zonas donde esa costumbre se hubiese implantado.


Cuando el concilio empieza a empaparse de la doctrina del conciliarismo, conforme la que se daba preeminencia a los decretos aprobados en las reuniones conciliares en frente de las resoluciones del Papa como monarca absoluto de la Iglesia, Eugenio IV, el dieciocho de diciembre, decide disolverlo. No obstante, los participantes en Basilea, reforzados en su doctrina conciliarista, se niegan a reconocer la bula de disolución y sostienen el concilio vivo hasta el momento en que, el quince de diciembre de mil cuatrocientos treinta y tres, el Papa, presionado por el emperador del Sagrado Imperio, abundantes monarcas y con el instituto cardenalicio en contra suya, se ve forzado a cancelar la bula de disolución y reconocer el concilio de Basilea como lícito.


Cuando el concilio procura solventar el Cisma de Oriente y Occidente, Eugenio IV ve una ocasión para finalizar un concilio que pretende terminar con el absolutismo pontificio, al surgir una discusión sobre si el sitio conveniente para tratar el tema de la unión de la Iglesia católica y la Iglesia ortodoxa era Basilea o bien otro sitio más alcanzable a la legación griega que debía participar en las deliberaciones. Brotaron urbes aspirantes, como Avignon, Udine y Florencia, urbe esta última donde radicaba el Papa tras verse obligado a desamparar Roma por los enfrentamientos en que se encontraba inmersa. Mas la escogida va a ser Ferrase.


Eugenio IV, sintiéndose reforzado en su situación tras este éxito, decretó en mil cuatrocientos treinta y seis el Libellus apologeticus, una fiero crítica a los logros de Basilea y más tarde, el dieciocho de septiembre de mil cuatrocientos treinta y siete, ordenó el traslado del concilio a Ferrase donde se empezarán las sesiones el ocho de enero de mil cuatrocientos treinta y ocho.


Aunque una pequeña una parte de los reunidos en Basilea acató la orden papal y se trasladaron a la nueva sede conciliar, la enorme mayoría se negó a obedecer y decidieron proseguir reunidos y declarar, el veinticinco de julio de mil cuatrocientos treinta y nueve, destituido al Papa acusándolo de cismático y herético. Entre aquéllos que lideraban esa corriente conciliarista estaba el teólogo Juan de Segovia.

La bula Laetentur caeli, del seis de julio de mil cuatrocientos treinta y nueve, decreta la unión de las iglesias griega y latina

El seis de julio de mil cuatrocientos treinta y nueve, y debido a un brote de peste en Ferrase, Eugenio IV consiguió que el concilio se trasladase a Florencia, donde tenía fijada su vivienda. Allá recibió la nueva de que Basilea, donde proseguían reunidos en concilio, había procedido a escoger el cinco de noviembre a un nuevo papa que adoptó el nombre de Félix V.


Reunido con los encargados de la Iglesia ortodoxa y con el emperador bizantino Juan VIII Paleólogo se alcanzó, a través de el decreto de unión bula Laetentur coeli, la unificación de las dos Iglesias. Los ortodoxos admitieron que la integración del Filioque al credo niceno era una explicitación de la fe y no una herejía; cada Iglesia debía continuar su tradición en comparación con pan con o bien sin fermentar en la eucaristía; se admitió la existencia del purgatorio; y la primacía del papa sobre toda la Iglesia.


Posteriormente se firmaron actas de unión con las Iglesias: armenia: bula Exultate deo el veintidos de noviembre de mil cuatrocientos treinta y nueve y copta: bula Cantate Domino el cuatro de febrero de mil cuatrocientos cuarenta y dos.


Fin del concilio en Roma


Con la aceptación de los decretos de unión de las iglesias griega y armenia, podía darse por terminado el concilio en Florencia, no obstante, como en Basilea persistían con su asamblea y el pequeño cisma, Eugenio IV deseó sostener el concilio abierto. El siete de enero de mil cuatrocientos cuarenta y tres hace otro traslado, esta vez al corazón del centro de la Iglesia, Roma, donde todavía se sostuvieron 2 sesiones: una en el mes de septiembre de mil cuatrocientos cuarenta y cuatro y otra en el mes de agosto de mil cuatrocientos cuarenta y cinco. Consta que en ese tiempo se unieron nuevas iglesias orientales: la de siria, a través de la bula Multa et admirabilia del treinta de noviembre de 1444; la de los caldeos y maronitas de Chipre con la bula Benedictus sit Deus del siete de agosto de mil cuatrocientos cuarenta y cinco.


En Basilea las sesiones se extenderán hasta el veinticinco de abril de mil cuatrocientos cuarenta y nueve, data en que se disolverá de manera espontánea el concilio tras la abdicación del antipapa Félix.


El resultado primordial fue el reconocimiento por la parte de la Iglesia ortodoxa de que la cabeza de la Iglesia era el Papa, opción apoyada por el emperador Juan VIII Paleólogo, el Patriarca latino de Constantinopla (Basilio Bessarión) y el Patriarca ortodoxo de Constantinopla (Gregorio III). No obstante, la oposición de los frailes helenos, que tenían un enorme poder en la iglesia de oriente, y la conquista de Constantinopla por los turcos terminó con el pacto, ratificándose la separación de las dos iglesias en mil cuatrocientos setenta y dos.


La victoria de Eugenio IV sobre los que persistían con el concilio en Basilea, aunque no significó el fin de las doctrinas conciliaristas, significó el reconocimiento del Romano Pontífice como la más alta autoridad eclesiástica en la cristiandad.


La unión con otras iglesias orientales continúa hasta el día de hoy, estas forman iglesias sui iuris y están en plena comunión con la Iglesia de la ciudad de Roma, esto es el Pontífice romano es la cabeza de esas iglesias mas sostienen cierta autonomía y sobre todo en sus usos rituales y tradiciones.


COMPARTE EN TU RED SOCIAL PREFERIDA:

mas informacion


  ELIGE TU TEMA DE INTERÉS: 


autoayuda.es

  Cristianos (Wikinfo) 

autoayuda.es   BUSCADOR Cristiano    

 

USUARIOS:

Hay 61 invitados y ningún miembro en línea

cristianismo, catolicismo y biblia

cristianismo, catolicismo y biblia

 

WEBs RELACIONADAS:

 cristianismo, catolicismo y biblia

Está aquí: Inicio > [ CRISTIANISMO ] > ıllı Concilio de Florencia wiki: info, historia y vídeos

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver políticas