ıllı Portal sobre Cristianismo y Catolicismo (2018)

Portal wikinfo sobre cristianismo, catolicismo, biblia, santoral, vaticano, papa, tierra santa y peregrinaciones

 !Selecciona tu Idioma!

ıllı Todo sobre el Cristianismo y los Cristianos:

ıllı Cordero de Dios wiki: info, historia y vídeos

COMPARTE EN TU RED SOCIAL PREFERIDA:

cristianismo, catolicismo y biblia

salud  Cordero de Dios 


«Agnus Dei» redirige acá. Para otras acepciones, véase Agnus Dei . Para la película argentina, véase Cordero de Dios (película).wikiCordero de Dios, de Francisco de Zurbarán, Museo del Prado, c. mil seiscientos treinta y cinco-mil seiscientos cuarenta.wikiAdoración del Cordero Místico, con la sangre aflorando, detalle del Políptico de Gante, de Jan van Eyck, c. mil cuatrocientos treinta y dos.

Cordero de Dios (en heleno viejo, ?µ??? t?? Te??, Amnos tou Theou; en latín, Agnus Dei) es un título para Jesús que aparece en el Evangelio de Juan. En Juan uno con veintinueve, Juan el Bautista ve a Jesús y exclama: «He acá el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo».


La doctrina cristiana mantiene que el Hijo de Dios, Jesucristo, eligió padecer la crucifixión en el Martirio como un signo de su total obediencia a la voluntad de su divino Padre, como un «agente y servidor de Dios». El término cristiano de un Cordero de Dios se fundamenta muy de forma libre en el judío Korbán Pésaj, que no guarda relación con el sacrificio humano ni con el pecado en modo alguno. En la teología cristiana, el Cordero de Dios es considerado como esencial y también integral para el mensaje del cristianismo.


Un cordero semejante a un león que se eleva para dar la victoria después de ser sacrificado aparece múltiples veces en el Libro del Apocalipsis. Asimismo es mentado en los escritos paulinos; 1 Corintios 5:7 sugiere que el apóstol Pablo tiene la pretensión de referirse a la muerte de Jesús, quien es el Cordero Pascual, con el tema que se halla en los escritos joánicos. La metáfora del cordero asimismo está en consonancia con Cánticos veintitres, que representa a Dios como un pastor conduce a su rebaño (la humanidad).


El título «Cordero de Dios» es extensamente empleado en las oraciones cristianas, y «Agnus Dei» es empleado como una parte estándar de la misa católica, como las ceremonias occidentales tradicionales de las Iglesias anglicana y luterana. Asimismo se usa en la ceremonia y como una forma de oración contemplativa. El «Agnus Dei» asimismo forma parte de un fragmento musical de la misa.


Como motivo visual, el cordero ha sido, desde la Edad Media, representado en muchas ocasiones como un cordero aureolado de pie con una pata delantera inclinada «poseyendo» un banderín con una cruz roja sobre un fondo blanco, si bien asimismo hay muchas otras formas de representación.


El título «Cordero de Dios» para Jesús aparece en el Evangelio de Juan, con la proclamación inicial «He acá el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo» en Juan uno con veintinueve, siendo reafirmado al día después en Juan uno con treinta y seis. Este segundo empleo del título «Cordero de Dios» tiene sitio en presencia de los 2 primeros apóstoles de Jesús, quienes de forma inmediata le prosiguen, y se dirigen a él como «Rabí» con respeto y después en la narrativa traen a otros a encontrarse con él.


Estos 2 proclamaciones de Jesús como el Cordero de Dios se relacionan muy de manera estrecha con la otra proclama del Bautista en Juan 1,34: «Y le vi, y he dado testimonio de que este es el Hijo de Dios». Desde una perspectiva cristológica, estas proclamas y el descenso del Espíritu Santo en forma de paloma en Juan uno con treinta y dos se fortalecen entre sí para establecer el factor divino de la Persona de Cristo. En la cristología joánica, la proclama «que quita el pecado del mundo» empieza el desarrollo del tema mesiánico de la muerte salvadora y expiatoria de Jesús, seguida de su resurrección, que se fundamenta en otras proclamas como «verdaderamente este es el Salvador del mundo», pronunciada por los samaritanos en Juan cuatro con cuarenta y dos.


El libro del Apocalipsis incluye más de 29 referencias a un cordero como león («inmolado mas en pie») que entrega la victoria en una forma que recuerda al Cristo resucitado. En la primera aparición del Cordero en Apocalipsis (Apocalipsis cinco,1-siete) únicamente el cordero (que es de la tribu de Judá, y la raíz de David) es encontrado digno de tomar el libro del juicio de Dios y romper los sellos. La referencia al cordero en Apocalipsis cinco,6 se refiere a los 7 espíritus de Dios, que aparecen por vez primera en Apocalipsis uno con cuatro y están asociados con Jesús, a quien están sujetos, así como las 7 estrellas.


En Apocalipsis veintiuno con catorce se apunta que el Cordero tiene 12 apóstoles. La entrega del rollo (o sea, el libro que contiene los nombres de aquellos que van a ser salvados) al cordero resucitado significa el cambio de papel del cordero. En el Martirio, el Cordero está sometido a la voluntad del Padre para ser fallecido, mas ahora se le confía el juicio de la humanidad.


Desde el principio, el libro de Apocalipsis es presentado como una «revelación de Jesucristo» y, por ende, el enfoque sobre el Cordero tanto como salvador y juez presenta el doble papel de Jesús: redime al hombre a través del autosacrificio, no obstante, asimismo llama al hombre a dar cuenta en el día del juicio.

Gran Teofanía del Apocalipsis, con el Agnus Dei en el centro, Santo de Facundo (mil cuarenta y siete), la capital de España, Biblioteca Nacional, apreciar como de manera intuitiva y sin según lo que parece ninguna repercusión del Oriente esta pintura de la Edad Media occidental es mandaliforme, no obstante la alegoría superior con el Águila de Patmos (nombre dado al evangelista Juan) y la inferior que representa a un ángel (alegoría de Mateo) tienen un símbolo que es idéntico al del Yin Yang.

En el cristianismo, agnus Dei o bien agnusdéi (traducido del latín, Cordero de Dios) se refiere a Jesucristo como víctima ofrecida en sacrificio por los pecados de los hombres, a similitud del cordero que era sacrificado y consumido por los judíos a lo largo de la celebración anual de la Pascua. Este título le fue aplicado por el profetasan Juan Bautista, a lo largo del episodio del bautismo de Jesús en el río Jordán, conforme se narra en los evangelios:


Esta imagen del Mesías como Cordero de Dios procede de los textos proféticos, en especial Isaías (Is cincuenta y tres, siete) y Ezequiel (Ez cuarenta y seis, trece-quince), y es asumida en su totalidad primero por san Pablo en I Co cinco, siete, y por san Juan en el Apocalipsis, libro en el que el Cordero de Dios aparece como representación directa de Jesucristo como Salvador y Juez:fidedigna river versailles

Representación simbólica del Agnus Dei.

La representación del Agnus Dei en el arte cristiano ha seguido, desde los primeros tiempos, unas peculiaridades fijas. Se trata de la imagen de un cordero con la cabeza aureada, y muy frecuentemente herido por una lanza en el pecho o bien decapitado, que sujeta con su pata delantera derecha un estandarte coronado por una cruz. De este cuelga un pendón, bien con el Crismón, bien con la imagen de una hostia, bien con una cruz latina. Originalmente siempre y en todo momento es representado de pie, apoyado sobre 3 patas y sujetando el estandarte con otra, mas aparece otra forma del cordero tumbado (en un caso así, herido o bien ya decapitado).

Agnus Dei y la corte imperial,mosaico de la capilla de San Zenón en la iglesia de santa Práxedes, Roma, siglo VI.

Este signo cristiano procede de las primitivas comunidades que padecieron prosecución en temporada romana, y es un símbolo del calvario como imagen del sacrificio de Jesucristo en la Cruz. Al lado del pez, el Buen Pastor y el Profesor, es la representación simbólica más repetida en el arte paleocristiano.


En los siglos siguientes prevalece el empleo del símbolo en referencia al Apocalipsis. En estas representaciones siempre y en toda circunstancia aparece herido o bien decapitado (como un cordero pascual), en actitud de bendición, sobre la imagen del Libro de los 7 Sellos.


Por otra parte, el que quien hubiese aplicado a Jesucristo la prefiguración del cordero pascual fuera san Juan Bautista, es la causa de que en muchas de sus representaciones iconográficas aparezca este Santo portando un estandarte con un pendón que reza: Ecce Agnus Dei, ecce qui tollis pecata mundi (Jn 1, veintisiete). Un tema religioso frecuente desde el Renacimiento en el arte cristiano es la Virgen con Jesús y san Juan Bautista pequeños. En un caso así, el Pequeño Dios prácticamente siempre y en toda circunstancia aparece portando exactamente el mismo estandarte del Agnus Dei, y su primo con una pelliza de piel de camello, una concha para bautizar y señalando a Jesús.

El Agnus Dei en una blanca del siglo XIV.

Una de las reprensentaciones más conocidas y completas de esta denominación referida a Jesucristo es el políptico de La veneración del Cordero místico, pintado por Jan van Eyck en el siglo XV.


En la Misa, el Agnus Dei es una oración que se reza un poco antes de la Comunión, tras la oración Ad pacem, y es parte del rito de la fracción del pan. Es una de las partes llamadas "constantes" de la misa, o sea, que siempre y en todo momento se cantan o bien recitan con exactamente el mismo texto y en exactamente el mismo sitio de la ceremonia, sin pertenecer al canon eucarístico.


La relevancia de este texto en la ceremonia cristiana se advierte en su continua inclusión, con ciertas alteraciones, como elemento de cierre en distintas letanías: las de los Santos (en celebraciones rituales singulares) o bien las de la Virgen (tras el rezo del Santo Rosario).


La tradición de decir la misa cantada o bien acompañada de música ha hecho que esta oración haya sido musicalizada por músicos de todas y cada una de las temporadas, resaltando las versiones de Johann Sebastian Bach o bien Wolfgang Amadeus Mozart.


La parte final de El Mesías, la obra magna de Georg Friedrich Händel, consta de 2 partes cantadas por el coro, tituladas Worthy is the Lamb that was slain (literalmente, "Digno es el Cordero que fue sacrificado") y el Amen conclusivo.


La obra compuesta en mil novecientos treinta y cinco por Samuel Barber llamada originalmente Cuarteto para cuerdas en si menor, cuyo segundo movimiento —a sugerencia de Arturo Toscanini— arreglaría para orquesta de cuerdas dándole el título de Adagio para cuerdas(Adagio for Strings) y, más tarde, para coro mixto como Agnus Dei.


COMPARTE EN TU RED SOCIAL PREFERIDA:

mas informacion


  ELIGE TU TEMA DE INTERÉS: 


autoayuda.es

  Cristianos (Wikinfo) 

autoayuda.es   BUSCADOR Cristiano    

 

USUARIOS:

Hay 240 invitados y ningún miembro en línea

cristianismo, catolicismo y biblia

cristianismo, catolicismo y biblia

 

WEBs RELACIONADAS:

 cristianismo, catolicismo y biblia

Está aquí: Inicio > [ CRISTIANISMO ] > ıllı Cordero de Dios wiki: info, historia y vídeos

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver políticas