ıllı Portal sobre Cristianismo y Catolicismo (2018)

Portal wikinfo sobre cristianismo, catolicismo, biblia, santoral, vaticano, papa, tierra santa y peregrinaciones

 !Selecciona tu Idioma!

ıllı Todo sobre el Cristianismo y los Cristianos:

ıllı Cristianismo primitivo wiki: info, historia y vídeos

COMPARTE EN TU RED SOCIAL PREFERIDA:

cristianismo, catolicismo y biblia

salud  Cristianismo primitivo 


«Paleocristiano» redirige acá. Para otras acepciones, véase Arte paleocristiano.Sarcófago paleocristiano.Carpa sobre piedra hallada en abundantes sarcófagos de los primeros siglos del cristianismo.

Cristianismo primitivo o bien paleocristianismo es el periodo de la historia del cristianismo precedente al Primer Concilio de Nicea (año trescientos veinticinco). Se divide frecuentemente en 2 fases: el periodo apostólico (siglo I) y el periodo preniceno (siglos II, III y principios del IV). Para el periodo siguiente, en que el cristianismo pasa a ser la religión oficial del Imperio romano, se emplean denominaciones como cristianismo bajoimperial; y, más adelante, cristianismo medieval.


Los primeros cristianos, tal y como son descritos en el Nuevo Testamento (singularmente en Hechos de los Apóstoles), eran judíos, ya fuera de nacimiento o bien por conversión, para los que se empleaba el término bíblico "prosélito", y llamados por los historiadores como judeocristianos. Hechos de los Apóstoles y la Epístola a los Gálatas recogen que la primera comunidad cristiana estaba centrada en Jerusalén y entre sus líderes estaban Pedro, Santiago y Juan. Pablo de Tarso, tras su conversión al cristianismo, reclamó para sí el título de "Apóstol de los gentiles". La repercusión de Pablo en el pensamiento cristiano es reconocida como más significativa que la de cualquier otro escritor del Nuevo Testamento. Cara el final del siglo I, el cristianismo empezó a ser reconocido interna y externamente como una religión diferente del judaísmo rabínico, el que se refinó y desarrolló con posterioridad a la destrucción del segundo templo de Jerusalén.


Tal y como aparece recogido en numerosas citas del Nuevo Testamento, como en otros textos cristianos del primer siglo de nuestra era, los primeros cristianos en general empleaban y veneraban la Sagrada Escritura Judía como su libro sagrado, esencialmente mediante las traducciones griegas (Septuaginta) o bien arameas (Targum), una buena parte de las que están escritas en forma narrativa donde "en la historia bíblica Dios es el protagonista, Satán (o bien las personas o bien poderes malignos) son el oponente, y el pueblo de Dios es el agonista".


A medida que se desarrollaba el canon del Nuevo Testamento, las Cartas de San Pablo, los Evangelios preceptivos y múltiples otros textos fueron asimismo reconocidos como escrituras y textos sagrados para ser leídos en la iglesia. Las cartas de Pablo, singularmente la Epístola a los Romanos, establecieron una teología basada en Cristo ya antes que en la Ley Mosaica, mas la mayoría de las denominaciones cristianas aún consideran las "prescripciones morales" de la Ley Mosaica, como los Diez Mandamientos, el Gran Mandamiento y la Regla de Oro como relevantes. Los cristianos primitivos probaron un extenso catálogo de opiniones y prácticas, una buena parte de las que fueron más tarde rechazadas como heréticas.

Propagación del cristianismo en el año trescientos veinticinco d. de C. Propagación del cristianismo en el año seiscientos d. C.

Las comunidades primitivas del cristianismo brotan como una secta apocalíptica del judaísmo (Hechos 24:5) a la que los historiadores llaman judeocristianismo. Estos primeros cristianos se llaman a sí mismos "Penitentes" o bien "los del Camino". Los primeros cristianos asisten a las sinagogas, como todos los demás conjuntos en el judaísmo tradicional (temporada del segundo templo). Su proclama es de tipo profético y enseñan que Yeshua el Penitente, Jesús de Nazaret, es el Mesías anunciado por los profetas. A Jesús, a quien las autoridades romanas y judías habían crucificado, Yahve lo ha resucitado (conforme el Nuevo Testamento). Como regla de vida enseñan la Torá y las obras del Espíritu Santo, conforme con las enseñanzas de Jesús. /P>

La primera una parte de este periodo, a lo largo de la vida de los 12 Apóstoles, se llama Periodo Apostólico. Después de la resurrección de Jesús, los Apóstoles se desperdigaron fuera de Jerusalén y la tarea misionera del primer cristianismo lo expandió a diferentes urbes del planeta helénico e inclusive alén del Imperio Romano. Los primeros cristianos padecieron persecuciones ocasionales a consecuencia de su rechazo al culto imperial del emperador como divinidad. La prosecución aumentó en Asia Menor cara el final del siglo I, como en la ciudad de Roma en las postrimerías del Gran incendio de la ciudad de Roma en el sesenta y cuatro d. C.


Durante el Periodo Preniceno que prosiguió al Periodo Apostólico, brotó simultáneamente una enorme diversidad de visiones, siendo significativa la presencia de peculiaridades unificadoras entre ellas que no habían existido en el precedente Periodo Apostólico. Entre estas tendencias unificadoras se hallan el rechazo del judaísmo y de las prácticas judías. El cristianismo primitivo se fue apartando gradualmente del judaísmo, hasta el distanciamiento terminante tras la destrucción del segundo templo de Jerusalén, en el año setenta. En el próximo siglo se establecería como una religión predominantemente de gentiles en el campo del Imperio Romano.


De pacto con Will Durant, la Iglesia cristiana predominó sobre el paganismo pues ofrecía una doctrina considerablemente más atrayente y pues los líderes de la iglesia se dirigieron a las necesidades humanas mejor que sus contrincantes. No obstante, esta explicación no basta para los cristianos, quienes ven allá más bien el cumplimiento del orden y la promesa de Jesús a sus apóstoles, al acabar el evangelio de Mateo (28: dieciocho-veinte): "Y Jesús se aproximó y les charló diciendo: Toda potestad me resulta dada en el cielo y en la tierra. Por ende, id, y haced acólitos a todas y cada una de las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; enseñándoles que guarden todas y cada una de las cosas que os he mandado; y hete aquí estoy con vosotros todos y cada uno de los días, hasta el fin del planeta. Amén.".


Comunidades paulinas


Aunque la evangelización de paganos ya se había comenzado ya antes de la conversión de Pablo de Tarso en el año treinta y seis, es este quien impulsa la propagación del cristianismo, empezando por Arabia y Damasco, mas va a ser en el año cuarenta y cinco, con el comienzo de su primer viaje misionero, cuando se comenzará a extender extensamente el cristianismo.


En el año cincuenta, brota la tensión entre las tendencias judías tradicionales y los fieles gentiles (no judíos) transformados al cristianismo primitivo procedentes de las comunidades palestinas. Llega a un instante de crisis y confusión, lo que ocurre no sabiendo si a los nuevos fieles de origen gentil (no judío) les toca el observar la Ley como al pueblo hebreo. Esta disputa (Hechos quince) es resuelta en el Concilio de Jerusalén.


Década del año 50


Hacia el año cincuenta y uno, Pablo de Tarso escribe la Primera Carta a los Tesalonicenses dirigida a la comunidad de Tesalónica, fundada en el año cincuenta. Este es el texto más viejo del Nuevo Testamento. Ya se definen por escrito ciertos dogmas más esenciales del cristianismo.


Pablo, Silvano y Timoteo, a la iglesia de los Tesalonicenses, en Dios Padre y en el SeñorJesucristo. A vosotros gracia y paz. (1 Tes 1, 1)
Y proseguisteis nuestro ejemplo y el del Señor, acogiendo la Palabra entre tanta lucha con la alegría del Espíritu Santo. (1 Tes 1, seis)
... de qué forma abandonando los ídolos, os volvisteis al Dios vivo y auténtico, y vivir guardando la vuelta de su Hijo Jesús desde el cielo, a quien ha resucitado de entre los fallecidos y que nos libra del castigo futuro. (1 Tes 1, 9b-diez)


No se nombra en todo el Nuevo Testamento a la Muy santa Trinidad. No obstante, en esta carta se habla del Espíritu Santo, de Dios Padre y de su Hijo. De la aseveración monoteísta de un solo Dios vivo y auténtico. De la esperanza en la segunda venida de Jesucristo y de su papel salvador. Se da a Jesús el título de Señor, que era frecuentemente empleado para dirigirse al dios nacional en los países del ambiente de Judea (Egipto, Mesopotamia, etcétera).


Hermanos, no deseamos que ignoréis la fortuna de los finados a fin de que no os inquietéis como los hombres sin esperanza. Puesto que si pensamos que Jesús está muerto y resucitado, de igual manera a los que han fallecido, Dios, a través de Jesús, los va a llevar con Él. (1 Tes cuatro, trece-catorce)


Se asevera la creencia en la resurrección de los fallecidos. Creían en esos instantes que la segunda venida de Cristo era inminente. Se preocupaban y apenaban por el hecho de que ciertos seres queridos morían sin haber visto llegar a Jesucristo en la gloria del final de los tiempos. Por tal razón, Pablo continuó:


Esto es lo que os afirmamos como Palabra del Señor: Nosotros, los que vivimos y quedamos para cuando venga el Señor, no aventajaremos a los fallecidos. Puesto que Él, el Señor, cuando se dé la orden, a la voz del arcángel y al ritmo de la trompeta divina, descenderá del cielo, y los fallecidos en Cristo resucitarán primeramente. Después , los que todavía vivimos, vamos a ser arrebatados con ellos en la nube, al encuentro del Señor, en el aire. Y de esta forma vamos a estar siempre y en toda circunstancia con el Señor. (1 Tes cuatro, quince-diecisiete)


Durante el tercer viaje de Pablo de Tarso, el Apóstol escribe la mayor parte de su obra epistolar. De forma tradicional esta etapa se data de los años cincuenta y cuatro a cincuenta y siete, en la medida en que las posturas revisionistas tienden a situarla entre los años cincuenta y uno y cincuenta y cuatro. En esa etapa de su vida, Pablo escribió una buena parte de su obra epistolar: la Carta a los gálatas, la Carta a los filipenses, dirigida a la comunidad de Filipo, fundada cara el año cuarenta y nueve, la Carta a Filemón y la Carta a los romanos. Esta última está datada de los años cincuenta y cinco a cincuenta y ocho.


Años setenta-cien. Redacción de los evangelios


Diversos relatos producidos entre los años veintiocho-treinta y los años setenta, se transmiten de forma oral o bien escrita. Son compendiados y reelaborados por los evangelistas, que los introducen en un marco geográfico con bases históricas dando sitio a los Evangelios.


Años 70: Evangelio de Marcos


El estudio crítico del Evangelio conforme Marcos ha aportado en los últimos tiempos datos sobre las peculiaridades de las primitivas comunidades cristianas.


Años 80: Evangelios de Mateo y Lucas


En el Evangelio conforme Mateo se observa la relación problemática de la primitiva comunidad cristiana con los fariseos que habían escapado a la destrucción de Jerusalén. El Evangelio conforme Lucas muestra ciertas peculiaridades de las comunidades cristianas procedentes del paganismo.


Final del siglo I


El Evangelio conforme Juan, las cartas y el libro del Apocalipsis aportan ciertos datos del final del siglo I y principios del siglo II, que estuvo marcado por las persecuciones romanas.


COMPARTE EN TU RED SOCIAL PREFERIDA:

mas informacion


  ELIGE TU TEMA DE INTERÉS: 


autoayuda.es

  Cristianos (Wikinfo) 

autoayuda.es   BUSCADOR Cristiano    

 

USUARIOS:

Hay 62 invitados y ningún miembro en línea

cristianismo, catolicismo y biblia

cristianismo, catolicismo y biblia

 

WEBs RELACIONADAS:

 cristianismo, catolicismo y biblia

Está aquí: Inicio > [ CRISTIANISMO ] > ıllı Cristianismo primitivo wiki: info, historia y vídeos

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver políticas