ıllı Portal sobre Cristianismo y Catolicismo (2018)

Portal wikinfo sobre cristianismo, catolicismo, biblia, santoral, vaticano, papa, tierra santa y peregrinaciones

 !Selecciona tu Idioma!

ıllı Todo sobre el Cristianismo y los Cristianos:

ıllı Desamortización de Godoy wiki: info, historia y vídeos

COMPARTE EN TU RED SOCIAL PREFERIDA:

cristianismo, catolicismo y biblia

salud  Desamortización de Godoy 


La llamada desamortización de Godoy fue la primera desamortización propiamente dicha llevada a cabo en España. Pese a que la historiografía usa esta denominación, esta no tendría demasiado fundamento, puesto que fue decretada en el mes de septiembre de mil setecientos noventa y ocho a lo largo del reinado de Carlos IV cuando Manuel Godoy hacía 6 meses que había perdido el poder, con lo que su promotor fue su substituto Mariano Luis de Urquijo.


El objetivo de la desamortización fue hacer frente al enorme déficit y al agobiante endeudamiento que sufría la Hacienda Real a consecuencia del gran incremento del gasto que supuso la Guerra de la Convención (mil setecientos noventa y tres-mil setecientos noventa y cinco) que sostuvo España con la República Francesa y el todavía mayor de la guerra con G. Bretaña iniciada en mil setecientos noventa y seis y que supuso un auténtico fracaso para la Monarquía de Carlos IV pues la Armada británica cortó las comunicaciones con el Imperio de España de América, de donde procedían los primordiales ingresos para la Hacienda Real, tanto en metales hermosos como en derechos de aduanas. Los recursos desamortizados fueron los pertenecientes a los Institutos Mayores, los de los jesuitas que no se hubiesen vendido tras su expulsión treinta años ya antes y los de las instituciones beneficiosas de la Iglesia.

Miguel Cayetano Soler, Secretario de Hacienda

El primer inconveniente que debió abordar el nuevo gobierno de Mariano Luis de Urquijo tras la caída de Godoy el veintiocho de marzo de mil setecientos noventa y ocho fue la práctica ruina de la Hacienda Real, cuyo déficit se había intentado costear hasta ese momento con continuas emisiones de vales reales cuyo valor se había ido estropeando, puesto que el Estado tenía muchos inconvenientes para abonar los intereses y los vencimientos de estos. Para solventar este inconveniente Urquijo recurrió a una medida extraordinaria: la apropiación por el Estado de determinados recursos "amortizados", su siguiente venta y la asignación del importe al pago de la deuda mediante una Caja de Amortización. Lo paradójico fue que esta primera desamortización de España esencial fuera famosa como la "Desamortización de Godoy".


El veinticinco de septiembre de mil setecientos noventa y ocho se decretaron 3 reales órdenes. En la primera, se destinaba a la Caja de Amortización los «caudales y rentas de los 6 Institutos Mayores» y se ponían a la venta sus propiedades, compensando a esta "mano fallecida" con el tres por ciento del valor de exactamente las mismas, que abonaría la Caja de Amortización. La segunda incorporaba «definitivamente a la Real Hacienda», y concretamente a la Caja de Amortización, «todos los recursos que quedaran de las llamadas temporalidades de los jesuitas», esto es, los recursos de los jesuitas, expulsados en mil setecientos sesenta y siete, que todavía no hubieran sido alienados. La tercera y última real orden establecía la enajenación «a beneficio de la Caja de todos y cada uno de los recursos fundos pertenecientes a centros de salud, hospicios, casas de clemencia, de reclusión y de expósitos, cofradías, memorias y obras pías y patronatos de legos, bajo el interés anual del 3 por ciento a los desposeídos». En esta tercera orden, puesto que, se desamortizaban las propiedades de una una buena parte de las instituciones de beneficencia de la Iglesia, recibiendo a cambio una renta anual del tres por ciento del valor de las recursos vendidos. Como conclusión, Urquijo solo desamortizó los recursos de "manos fallecidas" "políticamente enclenques" (Institutos Mayores, hospicios, centros de salud...) o bien "indefensas" (los recursos de los jesuitas expulsados) y "la Iglesia no dio la batalla en defensa de los patrimonios de estas instituciones".


Como resaltó Francisco Tomás y Valiente, "con estas 3 disposiciones podemos decir que se comienza la desamortización tal y como prosiguió realizándose a lo largo del siglo XIX, esto es, con las peculiaridades siguientes: apropiación por la parte del Estado y por resolución unilateral suya de bienes raíces pertenecientes a «manos muertas»; venta de exactamente los mismos, y asignación del importe logrado con las ventas a la amortización de los títulos de la deuda".


Sin embargo, una gran parte de los fondos de las ventas no fueron ingresados en la Caja de Amortización sino fueron dedicados por Manuel Godoy, que volvió al poder a fines del año mil ochocientos, a los gastos de la nueva guerra con G. Bretaña (mil ochocientos tres-mil ochocientos ocho). De ahí que Godoy negoció y consiguió del papa Pío VII una nueva desamortización de recursos de la Iglesia. El doce de diciembre de mil ochocientos seis se decretaba un breve pontificio —publicado en España el veintiuno de febrero de 1807— por el que el papa concedía al rey Carlos IV la capacitad de enajenar «la séptima una parte de los predios pertenecientes a las iglesias, monasterios, conventos, comunidades, fundaciones y otras cualquiera personas eclesiásticas, aun los recursos patrimoniales de las 4 Órdenes Militares y la de San Juan de Jerusalén». A cambio recibirían el 3 por ciento del valor de los respectivos recursos desamortizados. En el breve se afirmaba que había que aplicar «los productos de la gracia a la extinción de los vales reales y al auxilio de las urgentísimas necesidades de la Monarquía». Esta «gracia» concedida por Roma se explicaría por el deseo del Papa de respaldar al mantenimiento de una Monarquía del Viejo Régimen, cuando ciertas de ellas habían sido barridas por los ejércitos revolucionarios franceses. No obstante, esta desamortización del "séptimo eclesiástico" no fue aplicada puesto que Fernando VII solamente acceder al trono tras el motín de Aranjuez de marzo de mil ochocientos ocho suspendió su aplicación (las Cortes de Cádiz asimismo la sostuvieron).


Con la llamada «desamortización de Godoy» en diez años se liquidó una sexta una parte de la propiedad rural y urbana que administraba la Iglesia. Además de esto las consecuencias sociales de exactamente la misma no han de ser desdeñadas, en tanto que la red beneficiosa de la Iglesia quedó prácticamente desarticulada. Y por otra parte la renta del tres por ciento prometida a las instituciones cuyas propiedades habían sido desamortizadas pronto dejó de abonarse por la carencia de fondos de la Caja de Amortización.


Pero la "desamortización de Godoy" no solventó los inconvenientes de la Hacienda pues en mil ochocientos ocho los ingresos ordinarios no llegaban a los quinientos millones de reales, al tiempo que los gastos estaban próximos a los novecientos millones, más los doscientos millones en pagos de los intereses de la deuda amontonada, que en ese año conforme los cálculos presentados por José Canga Argüelles frente a las Cortes de Cádiz en mil ochocientos once ascendían a siete.cero millones de reales.


COMPARTE EN TU RED SOCIAL PREFERIDA:

mas informacion


  ELIGE TU TEMA DE INTERÉS: 


autoayuda.es

  Cristianos (Wikinfo) 

autoayuda.es   BUSCADOR Cristiano    

 

USUARIOS:

Hay 36 invitados y ningún miembro en línea

cristianismo, catolicismo y biblia

cristianismo, catolicismo y biblia

 

WEBs RELACIONADAS:

 cristianismo, catolicismo y biblia

Está aquí: Inicio > [ CRISTIANISMO ] > ıllı Desamortización de Godoy wiki: info, historia y vídeos

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver políticas