ıllı Portal sobre Cristianismo y Catolicismo (2018)

Portal wikinfo sobre cristianismo, catolicismo, biblia, santoral, vaticano, papa, tierra santa y peregrinaciones

 !Selecciona tu Idioma!

ıllı Todo sobre el Cristianismo y los Cristianos:

ıllı Diego Gelmírez wiki: info, historia y vídeos

COMPARTE EN TU RED SOCIAL PREFERIDA:

cristianismo, catolicismo y biblia

salud  Diego Gelmírez 


wikiDiego Gelmírez ante Fruela Alfonso y Pedro Muñiz.
Manuscrito Tumbo de Toxosoutos (siglo XIII).

Diego Gelmírez o bien Diego Xelmírez; ¿Catoira/Santiago de Compostela?, c.1068-S. de Compostela, c. mil ciento cuarenta), fue el primer arzobispo de la ciudad de Santiago, y también impulsó la construcción de la catedral de S. de Compostela.


Hizo redactar en latín el manuscrito Registrum, obra el día de hoy famosa como Historia Compostelana o bien Hechos de D. Diego Xelmírez, primer arzobispo de la ciudad de Santiago, una colección de documentos tanto desde el origen de los tiempos de la diócesis Compostelana, como de su gobierno episcopal. Además, semeja que fomentó el Liber Sancti Iacobi como medio para propagar la devoción al apóstol Santiago, por el continente europeo y el planeta conocido. Un último detalle biográfico es que seguramente viajó a Francia y Roma.

Ruinas de las Torres del Oeste en Catoira

Diego Gelmírez pertenecía a la baja nobleza gallega y era hijo de Gelmirio, caballero y entonces gobernante, al servicio del prelado Diego Peláez, de las Torres del Oeste en Catoira, con lo que posiblemente naciese en esta localidad, si bien asimismo se ha propuesto S. de Compostela, entre los años mil sesenta y cinco y mil setenta. Se le conocen 4 hermanos: Munio, Gundesindo, Pedro y Juan; aparte de otro asimismo llamado Pedro, seguramente fruto de un segundo matrimonio de su padre.


Destinado a la carrera eclesiástica, empezó su educación en la escuela catedralicia de la ciudad de Santiago hasta el momento en que fue mandado por un tiempo a la corte del rey Alfonso VI. A su vuelta consiguió una canonjía en la Iglesia compostelana y estuvo, entre mil noventa y mil noventa y cuatro, al frente de la cancillería de Raimundo de Borgoña, yerno de Alfonso VI y, desde mil noventa y dos al lado de su esposa Urraca, conde de Galicia. Fue administrador de la diócesis entre mil noventa y tres y mil noventa y cuatro, año en el que fue nombrado prelado Dalmacio, y recobró el cargo a la muerte de este, en mil noventa y seis, hasta el momento en que mismo fue escogido prelado el 1 de julio de mil cien y consagrado como tal la próxima Pascua, el veintiuno de abril de mil ciento uno.


Era un gregoriano persuadido, al que su buena relación con la Orden de Cluny y sobre su contacto estrecho y incesante con Roma y con el rey Alfonso VII, le asistió a lograr que la diócesis alcanzara el rango arzobispal en mil ciento veinte, como extensos poderes eclesiásticos y civiles, como dirigir justicia o bien (rasgo inusual en la España cristiana, que lo aparta de los nobles y lo acerca a los monarcas) acuñar moneda en la ciudad de Santiago.


Como representante del rey, defendió las costas gallegas de los ataques de normandos, además de esto se unió a la proclamación que los más altos aristócratas de Galicia hicieron el diecisiete de septiembre de mil ciento once, data en la que Gelmirez con nobles del reino coronan a Alfonso Raimúndez como rey de Galicia en la Catedral de S. de Compostela. Este rey va a ser conocido con posterioridad como Alfonso VII el Emperador.


En la crisis política que se abrió con el reinado de Urraca, la hija y sucesora de Alfonso VI, que se alargó a lo largo de los años mil ciento nueve a mil ciento veintiseis, se encararon 2 grandes conjuntos. El primer conjunto fue el de los nobles y eclesiásticos que apoyaban los intereses leoneses perjudicados por el casamiento de Urraca con el rey de AragónAlfonso el Batallador. El segundo conjunto era el de los nobles que se oponían el predominio de la monarquía castellano-leonesa desde los tiempos de Fernando I, los que se reunieron en torno a Alfonso Raimúndez (hijo del primer matrimonio de Urraca con Raimundo de Borgoña) para resguardar sus derechos de sucesión sobre Galicia. Gelmírez cooperó activamente con estos últimos. Pese a este apoyo, Alfonso VII decidió en mil ciento treinta y cinco recortar el poder de la diócesis de la ciudad de Santiago, y obligar al prelado a abonar impuestos a la corona.

Catedral de la ciudad de Santiago de Compostela

Era una etapa de intensa actividad constructora en S. de Compostela, que duró hasta las últimas décadas del siglo XII. La erección de la nueva basílica concentró los máximos sacrificios y justifica, por sí sola la caracterización de esta etapa. Obra relacionada directamente con la peregrinación, se empezó en el año mil setenta y cinco, conforme el proyecto admitido por el prelado Diego Peláez, que demanda el establecimiento de un pacto —la concordia de Antealtares— con el abad Fagildo por la precisa rehabilitación de las existentes edificaciones monásticas que la nueva catedral imponía. Probablemente a consecuencia de las contrariedades surgidas entre el prelado y Alfonso VI, que acabaron en mil ochenta y ocho con la deposición y encarcelamiento de don Diego Peláez, se interrumpió la nueva construcción. 5 años después, las obras estaban de nuevo en marcha, impulsadas por el recién nombrado administrador de la diócesis, Diego Gelmírez, apoyado por el nuevo prelado Dalmacio.


A partir de ese instante, se prosiguieron regularmente a lo largo de las 2 primeras décadas del siglo XII, hasta la colocación de la última piedra, que, si atendemos a las indicaciones del Códice Calixtino debió celebrarse en mil ciento veintidos. Diego Gelmírez se nos ofrece como la figura más esencial en la labor de impulsar la actividad constructora en la ciudad de Santiago.


Gelmírez, siempre y en toda circunstancia preocupado por el prestigio de la sede compostelana y asimismo por destacar el suyo como cabeza de exactamente la misma y señor de la urbe, es de nuevo punto de referencia obligado. Nos afirma la Historia compostelana, a propósito de la construcción de un nuevo palacio episcopal: «Cuando subió a la dignidad del episcopado, no solo faltaba casa aceptable y congrua para un obispo, mas ni incluso clérigos pudo hallar en ella que no fueran rudos y sin unión alguna a la disciplina eclesiástica.»


Sede episcopal y, merced a los sacrificios de Gelmírez, iglesia metropolitana, Santiago es el más esencial centro de la administración eclesiástica en Galicia. Y la condición de capital de arquidiócesis tiene asimismo su reflejo en la construcción de edificios.


La mayor afluencia de peregrinos merced a la construcción de alojamientos trajo prestigio y riqueza, y la protección del conde Raimundo le favorecía; El papaPascual II declaró la dependencia directa de la ciudad de Santiago con respecto a Roma como sucesora de la vieja sede de Iria, y le capacitó para demandar un tributo llamado «voto de Santiago» desde el río Pisuerga al océano, y la plena jurisdicción civil y eclesiástica con respecto a iglesias ubicadas fuera de su diócesis.


Santiago llegó a tener setenta y dos canónigos, 7 de ellos cardenales por concesión de Roma; en mil ciento cuatro consiguió el privilegio de emplear palio, y en mil ciento veinte Calixto II, otorga a Compostela la dignidad arzobispal de la vieja sede de Mérida y nombra a Gelmírez legado pontificio sobre las provincias eclesiásticas de Mérida y Braguita. En mil ciento veinticuatro Alfonso VII renunció a la intervención regia en futuras designaciones de obispos compostelanos.


En mil ciento cinco, el prelados compostelano logró de Alfonso VI la escritura sobre la concesión de moneda y con Alfonso VII alcanzó un acuerdo ventajoso para los dos. El rey declaró el numerario de S. de Compostela de empleo general en toda Galicia, y ordenó cerrar las cecas reales de este reino, reservándose a cambio la mitad de las ventajas que pudiera generar la ceca de Gelmírez.


La población rural estaba sometida al patrocinium del prelados, esto es, proseguía adscrita a la tierra tal y como si fuera sierva. No obstante en los fueros dados por don Diego Gelmírez en el año mil ciento trece, a la diócesis y tierra de la ciudad de Santiago se hace mención expresa de los mercaderes: «no se embargarán las cosas de los mercaderes».


En mil ciento diecisiete, cuando reconcilió a Urraca con su hijo, su poder y también repercusión alcanzaron el punto máximo, que duró hasta mil ciento veinticuatro, data del robustecimiento de Alfonso VII como rey.


En mil ciento veinticinco, actuando todavía como legado pontificio, el arzobispo de la ciudad de Santiago hizo un llamamiento a la cruzada contra los musulmanes, desde el concilio reunido por su iniciativa en Compostela.


El fondo de la ría de Arosa, a escasa distancia de Compostela, formaba un entorno estratégico para hacer en frente de las incursiones normandas y sarracenas. Allá existía una fortificación, el Castellum Honesti, del que había sido teniente el padre de Diego Gelmírez, que formó objeto de atención preferente por la parte del obispo. Fue el primer organizador del poder naval de Castilla y León, y también instaló la primera cancillería: en mil ciento veintiocho Alfonso VII creó la del reino de León y nombró a Gelmírez canciller, vinculando el cargo a los obispos de Compostela.


En mil ciento treinta y tres se realizó el Decreto de costos por representantes del cabildo compostelano, los jueces de la urbe que encarnaban el poder señorial y por encargados del concejo, confirmados por el rey Alfonso VII y el arzobispo Gelmírez.


Ya anciano padeció la rebelión comunal de mil ciento treinta y seis, apoyada por la corona que aprovechó para recortar una parte de su poder.


COMPARTE EN TU RED SOCIAL PREFERIDA:

mas informacion


  ELIGE TU TEMA DE INTERÉS: 


autoayuda.es

  Cristianos (Wikinfo) 

autoayuda.es   BUSCADOR Cristiano    

 

USUARIOS:

Hay 76 invitados y ningún miembro en línea

cristianismo, catolicismo y biblia

cristianismo, catolicismo y biblia

 

WEBs RELACIONADAS:

 cristianismo, catolicismo y biblia

Está aquí: Inicio > [ CRISTIANISMO ] > ıllı Diego Gelmírez wiki: info, historia y vídeos

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver políticas