ıllı Portal sobre Cristianismo y Catolicismo (2018)

Portal wikinfo sobre cristianismo, catolicismo, biblia, santoral, vaticano, papa, tierra santa y peregrinaciones

 !Selecciona tu Idioma!

ıllı Todo sobre el Cristianismo y los Cristianos:

ıllı Filomena (santa) wiki: info, historia y vídeos

COMPARTE EN TU RED SOCIAL PREFERIDA:

cristianismo, catolicismo y biblia

salud  Filomena (santa) 


Según las revelaciones que afirmó percibir la religiosa María Luisa de Jesús, la historia de Filomena, contada por ella misma, es la siguiente:


"Fui la hija de un príncipe que regía un pequeño estado de Grecia. Mi madre era asimismo de la realeza. Ellos no tenían pequeños. Eran idólatras y de manera continua ofrecían oraciones y sacrificios a sus falsos dioses. Un doctor de la ciudad de Roma llamado Publio vivía en el palacio al servicio de mi padre. Este doctor se había transformado al cristianismo. Viendo la consternación de mis progenitores y por un impulso del Espíritu Santo, les charló sobre nuestra fe y les prometió rezar por ellos si permitían en bautizarse. La gracia que acompañaba sus palabras alumbró el comprensión de mis progenitores y triunfó sobre su voluntad. Se hicieron cristianos y consiguieron su aguardado deseo de tener hijos.


Al instante de nacer, me pusieron el nombre de Lumena, mencionando a la luz de la fe, de la que era fruto. El día de mi bautismo me llamaron Filumena, hija de la luz (filia luminis), por el hecho de que en ese día había nacido a la fe. Mis progenitores me tenían gran cariño y siempre y en toda circunstancia me tenían con ellos. De ahí que me llevaron a Roma en un viaje que mi padre debió hacer debido a una guerra injusta.


Yo tenía 13 años. Cuando llegamos a la capital, nos dirigimos al palacio del emperador y fuimos aceptados para una audiencia. Tan pronto como Diocleciano me vio, fijó los ojos en mí.


El emperador oyó toda la explicación del príncipe, mi padre. Cuando terminó y no deseando ser ya más molestado le dijo: "Yo voy a poner a tu predisposición toda la fuerza de mi imperio. Solo quiero una cosa a cambio, que es la mano de tu hija". Mi padre, deslumbrado por un honor que no aguardaba, accedió de manera inmediata a la propuesta del emperador y cuando retornamos a nuestra casa, mi padre y mi madre hicieron todo lo que resulta posible para inducirme a que cediese a los deseos del emperador y los suyos. Yo lloraba y les decía: "¿Ustedes desean que por el amor de un hombre rompa la promesa que he hecho a Jesucristo? Mi virginidad le pertenece a Él y ya no puedo contar con de ella".


—Pero eres muy joven para ese género de compromiso -me afirmaban y juntaban las más horribles amenazas a fin de que admitiera la mano del emperador.


La gracia de Dios me hizo insuperable. Mi padre no podía mudar la resolución del emperador mas deseaba deshacerse de la promesa. Fue obligado por Dioclesiano a llevarme a su presencia.


Antes debí aguantar nuevos ataques por la parte de mis progenitores hasta el punto que de rodillas frente a mí, suplicaban con lágrimas en sus ojos que tuviese piedad de ellos y de mi patria. Mi contestación fue: "No, no. Dios y el voto de virginidad que le he hecho están ya antes que y mi patria. Mi reino es el Cielo".


Mis palabras los desesperaban y me llevaron frente a la presencia del emperador, quien hizo todo lo que es posible para ganarme con sus atractivas promesas o bien con sus amenazas, que fueron inútiles. Se puso colérico y también, influido por el diablo, me mandó a una de las prisiones del palacio donde fui encadenada. Creían que la vergüenza y el dolor iban a desgastar el valor que mi Divino Esposo me había inspirado. Me venía a ver todos y cada uno de los días y soltaba mis cadenas a fin de que pudiese comer la pequeña porción de pan y agua que recibía como comestible y después renovaba sus ataques, que si no hubiese sido por la gracia de Dios no habría podido resistir. Yo no cesaba de encomendarme a Jesús y su Muy santa Madre.


Mi cautiverio duró 37 días, y en la mitad de una luz divino, vi a María con su Divino Hijo en sus manos. Ella me dijo: "Hija, 3 días más de cárcel y tras cuarenta días, se terminará este estado de dolor". Esas felices noticias hicieron que mi corazón latiera de gozo, mas como la Reina de los Ángeles había añadido, dejaría la cárcel para mantener un combate más horrible que los que había tenido. Pasé del gozo a una horrible sofocación que pensaba me mataría. "Hija, ten osadía" —dijo la Reina de los Cielos y me recordó mi nombre que había recibido en mi Bautismo diciéndome: "Tú eres Lumena, y tu Esposo es llamado Luz. No tengas temor. Yo te asistiré. En el instante del combate, la gracia va a venir para darte fuerza. El ángel Gabriel va a venir a auxiliarte. Yo le aconsejaré singularmente a él tu cuidado".


Las palabras de la Reina de las Vírgenes me dieron ánimo. La visión desapareció dejando la cárcel llena de un perfume divino.


Lo que se me había anunciado, pronto se efectuó. Diocleciano perdiendo sus esperanzas de que cumpliese la promesa de mi padre, tomó la resolución de torturarme en público. El primer tormento era ser fustigada. Ordenó que me quitaran mis vestidos y que fuera atada a una columna en presencia de un elevado número de hombres de la corte. Hizo que me azotasen con tal violencia que mi cuerpo se bañó en sangre y lucía como una sola herida abierta. Pensando que me iba a desmayar y fallecer, el déspota hizo que me arrastrasen a la cárcel a fin de que muriera.


Dos ángeles refulgentes de luz se me aparecieron en la obscuridad y vertieron un linimento en mis heridas, restaurando en mí la fuerza que no tenía ya antes de mi tortura.


Cuando el emperador fue informado del cambio que en mi había ocurrido, ordenó que me llevasen ante su presencia y trató de persuadirme de que mi curación se la debía a Júpiter, que deseaba que fuera la emperatriz de la ciudad de Roma. El espíritu Divino, a quien debía la perseverancia en perseverar en la pureza, me llenó de luz y conocimiento y a todas y cada una las pruebas que daba de la firmeza de nuestra fe, ni el emperador ni su corte podían encontrar contestación.

Escultura que representa a santa Filomena, situada dentro del complejo de los Sagrados Corazones en San Juan de Aznalfarache.

Entonces, el emperador, furioso, ordenó que me arrojaran con un ancla atada al cuello a las aguas del río Tiber. La orden fue ejecutada de forma inmediata, mas Dios dejó que no sucediese.


En el instante en que iba a ser precipitada al río, 2 ángeles vinieron en mi auxilio y cortaron la cuerda que estaba atada al ancla, que fue a parar en el fondo del río, y me transportaron amablemente a la vista de la multitud a las riberas del río.


El milagro consiguió que un elevado número de espectadores se transformara al cristianismo.


El emperador, aduciendo que el milagro se debía a la magia, ordenó que me arrastrasen por las calles de la ciudad de Roma y que me disparasen una lluvia de flechas. Afloró la sangre de todas y cada una de las unas partes de mi cuerpo y ordenó que fuera llevada nuevamente a mi calabozo. El cielo me honró con un nuevo favor: entré en un dulce sueño y cuando desperté estaba completamente curada. El déspota, lleno de saña dijo: "Que sea traspasada con flechas afiladas". Otra vez los arqueros doblaron sus arcos, emplearon sus fuerzas, mas las flechas se negaban a salir. El emperador estaba presente y se puso colérico. Entonces, pensando que la acción del fuego podía romper el encanto, ordenó que las saetas se pusiesen a calentar en el horno y que fuesen dirigidas a mi corazón. Fue obedecido, mas las flechas, tras haber recorrido una parte de la distancia, se viraban y retornaban para herir a aquellos que la habían disparado. 6 de los arqueros murieron. Ciertos demás renunciaron al paganismo y el pueblo comenzó a dar testimonio público del poder de Dios que me había protegido. Esto encolerizó al déspota y determinó apurar mi muerte, ordenando que me decapitasen con un hacha.Algunas personas que presenciaron esto, guardaron mi sangre en un jarro y enterraron mi cuerpo.


En la iconografía católica se retrata a Filomena como una chavala de pelo largo, ondulado y obscuro, vestida con una túnica larga normalmente blanca, azul o bien anaranjada, con hojas de palma (símbolo de calvario), flechas o bien un ancla en las manos, y una corona real o bien de flores en la cabeza.


COMPARTE EN TU RED SOCIAL PREFERIDA:

mas informacion


  ELIGE TU TEMA DE INTERÉS: 


autoayuda.es

  Cristianos (Wikinfo) 

autoayuda.es   BUSCADOR Cristiano    

 

USUARIOS:

Hay 40 invitados y ningún miembro en línea

cristianismo, catolicismo y biblia

cristianismo, catolicismo y biblia

 

WEBs RELACIONADAS:

 cristianismo, catolicismo y biblia

Está aquí: Inicio > [ CRISTIANISMO ] > ıllı Filomena (santa) wiki: info, historia y vídeos

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver políticas