ıllı Portal sobre Cristianismo y Catolicismo (2018)

Portal wikinfo sobre cristianismo, catolicismo, biblia, santoral, vaticano, papa, tierra santa y peregrinaciones

 !Selecciona tu Idioma!

ıllı Todo sobre el Cristianismo y los Cristianos:

ıllı Hermanos de la Vida Común wiki: info, historia y vídeos

COMPARTE EN TU RED SOCIAL PREFERIDA:

cristianismo, catolicismo y biblia

salud  Hermanos de la Vida Común 


Los Hermanos de la Vida Común fueron una organización religiosa iniciada en el siglo XIV vinculada a la devotio moderna, cuyos miembros procuraban una forma de entrega y santificación en el planeta desde el laicado, si bien asimismo había clérigos entre ellos. En primer lugar se formó una fraternidad femenina —las Hermanas de la Vida Común—, que antecedió a la versión masculina.



Contexto histórico


La congregación nació cara la segunda mitad del siglo XIV, cuando los Países Bajos septentrionales fueron el escenario de incesantes enfrentamientos de la nobleza con sus vasallos y con las urbes, que habían crecido de manera notable en riqueza y poder desde las cruzadas, dando origen a un vivaz interés en cuestiones políticas, sociales y eclesiásticas. El creciente amor por la libertad se mostró en un antagonismo de extenso alcance contra el clero, que fue fomentado por el desarrollo del estudio científico y todavía más por el misticismo que era entonces tan popular, en contraste con el recio y duro escolasticismo del periodo precedente.


Gerardo Groote y la devotio moderna


El autor de la devotio moderna fue Gerardo Groote (mil trescientos cuarenta-mil trescientos ochenta y cuatro), natural de Deventer, hijo de un adinerado mercader de paños: huérfano desde temprana edad, heredó de sus progenitores una copiosa fortuna. Buscando una "forma de entrega a la vida religiosa", a lo largo de años vivió en beguinaje, entregado "al estudio y a la oración" en Munnikhuizen. Fruto de sus estudios, y de la colección de notas, fue su obra Resoluciones y propósito, no votos.


A través de su vinculación con los cartujos, estos le hicieron ver que su auténtica vocación se encontraba en la predicación, no en el silencio que practicaban . Tras ser ordenado diácono, empezó su tarea de predicación. El más insigne de sus sermones fue De focaristis, en el que exponía ideas extremistas, como que "pecaban los que asistían a la misa festejada por un sacerdote concubinario conocido y que pecaba asimismo el prelados que lo permitía". Los sacerdotes concubinarios abundaban en la sociedad de su tiempo. Grooten aseveraba "que los sacramentos no actúan sino más bien con relación a la santidad de quienes los dan". Además, aseveraba que "el matrimonio era un obstáculo en el camino de la salvación", idea extrema que tampoco podía aceptarse. Por tales razones fue suspendido de su oficio como reverendo.


Hermanas de la vida común


Estando en Deventer, su urbe natal, Gerardo Groote compuso unas meticulosas reglas como reglamento para las beguinas a las que había cedido su casa y medios tras su conversión en (mil trescientos setenta y cuatro). Las piadosas mujeres que admitieron aquellas radicales reglas de vida tomaron el nombre de Hermanas de la Vida Común. Eran en suma unas dieciseis mujeres que decidieron vivir en comunidad, mas sin hacer votos religiosos; renunciaban a los recursos patrimoniales, se dedicaban a sanar enfermos, a la enseñanza de las jóvenes y a los tareas familiares.


Florencio Radewijns y los Hermanos


Entre los seguidores de Groote asimismo había varones, resaltando Florencio Radewijns (mil trescientos cincuenta-mil cuatrocientos), sacerdote y compatriota, que siguiendo a su profesor y amigo, a la muerte de este, impulsó la congregación de hombres, idéntica a la de las mujeres, que pasó a llamarse los Hermanos de la Vida Común. Las dos organizaciones compartían reglas y estilo de vida, les unían sus sentimientos religiosos y su deseo de vivir de conformidad con la doctrina cristiana, siendo el celibato su nota común.


Características de la hermandad


La mayoría de los Hermanos eran laicos que no profesaban los votos monásticos, a saber obediencia, pobreza y castidad. Se dedicaron a hacer obras de caridad, cuidando de los enfermos, el estudio y la enseñanza de la Sagrada Escritura. Crearon un número de escuelas que se hicieron conocidas por sus altos estándares de aprendizaje. Muchos hombres conocidos asistieron a sus escuelas, incluyendo Nicolás de Cusa, Tomás de Kempis y Erasmo.


El hábito incluía una capucha, con la que se cubrían la cabeza, por eso se les conociese como cucullati. Procuraban vivir en la pobreza y el desprendimiento de los recursos materiales, mas rechazaban la mendicidad, lo que les enemistó con los franciscanos, que la practicaban. Vivían de la copia de manuscritos y de la edición y venta de libros —y esto mucho ya antes de la invención de la imprenta—. Su tarea era asimismo una obra de apostolado, puesto que esto les dejaba escoger cuáles copiar, editar y difundir. Contribuyeron al desarrollo de la imprenta, tras de la que su tarea se hizo más soportable y eficaz. En su opinión, "la palabra escrita superaba en muchos aspectos a la enseñanza oral". De esta manera, usaban una singular forma de oración, "redactar pequeñas proposiciones" que les servía de "guía para la meditación" y las numeraban, de manera que les sirviesen en la práctica como conducta.


Además de la copia, edición y venta de libros sostenían una actividad externa, que practicaban conforme fuesen eclesiásticos o bien laicos: los primeros predicaban en las iglesias y los segundos sostenían asambleas —las llamadas collationes mutuae— en las que se comentaban las Escrituras o bien se insistía en la necesidad de sostener los principios morales. La lealtad a la Iglesia estaba sobre cualquier consideración, como la prudencia en el comportamiento.


Regla de vida


Los Hermanos de la Vida Común no habían adoptado ninguna de las Reglas de vida existentes, mas tenían una suerte de reglamento fácil y rutinario. El día empezaba a las 3 de la madrugada, esto en cualquier estación. Tras levantarse, rezaban a lo largo de 2 horas, meditando y leyendo la Biblia. Su afición por la palabra escrita les llevaba a tomar notas, lo que asimismo les servía para sostenerse lúcidos. A las 5 se retiraban a sus respectivas celdas para empezar el trabajo, semeja que trabajaban a solas, continuando en su tarea hasta la hora de la santa Misa, a la que asistían todos en procesión y cantando cánticos.Concluida la celebración religiosa, retornaban a su celda hasta la hora de la primera comida, que hacían en el refectorio común en torno a las diez de la mañana. Tras el alimento volvían a la celda hasta la hora Novena. Tras el rezo individual seguían su trabajo hasta las 8 de la tarde, solo interrumpido por una corta meditación. Si precisaban más comestibles, los consumían en la celda. El día concluía con un examen de conciencia personal, anterior al reposo nocturno de 6 horas, el que daba inicio a las 9 de la noche.


Consideraciones


La regla de vida de los Hermanos de la Vida Común "hacía posible a los laicos acceder a la totalidad de la vida religiosa", influyendo en la sociedad de su tiempo. Con todo, conforme Luis Suárez "no hay en esta dimensión nueva religiosa ningún proyecto de reforma de la Iglesia ni tampoco la menor sombra de humanismo: los hermanos se encaraban con el planeta tal y como si este no fuese otra cosa que el escenario de vicios y tentaciones que habían de ser radicalmente combatidos". Del mismo modo, "la naturaleza, el paisaje y el amor humano eran considerados como celadas del Maligno, de las que era preciso huir cara ese cobijo interior en que prevalecían el trabajo y el silencio". En este sentido, la meta fijada por Florencio de Radewijns era la de "crear arquetipos de santidad sólidos y profundos, conforme el modelo de Cristo; de esta forma se podía provocar en la sociead un deseo de imitación".


Aunque la actividad de los Hermanos de la Vida Común influyó en el desarrollo de la imprenta, la devotio moderna, no era de manera plena humanista, por su rechazo físico y espiritual del planeta y por su negación de la especulación racional frente al valor de la voluntad de Dios, y la actuación sobre el mundo: "una acción sobre el planeta llegaría a calificarse de peligrosa para la propia perfección". Si bien Erasmo de Róterdam, paradigma del humanista, reconoce la repercusión que la «devoción moderna» tuvo en su capacitación espiritual.



  1. ? abcSánchez Herrero, José (dos mil cinco). «El desarrollo de la vida espiritual». Historia de la Iglesia. vol. II Edad Media. Madrid: B.A.C. pp. quinientos nueve-quinientos veintiuno. ISBN ochenta y cuatro-siete mil novecientos catorce-ochocientos-cuatro.
  2. ? abcdefghSuárez, Luis (dos mil ocho). La construcción de la cristiandad europea. Barcelona: Homo Legens. pp. cuatrocientos noventa y dos-quinientos cinco. ISBN novecientos setenta y ocho-ochenta y cuatro-noventa y dos mil quinientos dieciocho-tres-seis.
  3. ?Scully, Vincent. «Florens Radewyns»(Traducido al de España por Pedro Royo). Enciclopedia Católica. New York. Consultado el cinco de enero de dos mil quince.
  4. ? abMezzandri, Luigi (dos mil uno). «La riforma de la vita religiosa». Storia de ella Chiesa tra medievo ed epoca moderna(en italiano). vol. 1 Dalla crisi de ella Cristianità alle riforme (mil doscientos noventa y cuatro-mil cuatrocientos noventa y dos) (2ª edición). Roma: Edizione. pp. ciento cuarenta y tres-ciento sesenta y ocho. ISBN ochenta y ocho-ochenta y 6 mil seiscientos cincuenta y cinco-sesenta y cuatro-nueve.
  5. ?Así nacieron ciertos libros de piedad más conocidos de todos y cada uno de los tiempos; el sistema no ha sido jamás descuidado completamente. San Josemaría Escrivá lo ha empleado claramente en sus obras y el cardenal Ratzinger asimismo lo adoptó en sus meditaciones para cada uno de ellos de los días del año. Cf. Suárez p. cuatrocientos noventa y seis.


  • CASTELLI, Enrico. Lo mefistofélico en el arte: su significado filosófico, Editorial Siruela D.L., la capital de España, dos mil siete ISBN novecientos setenta y ocho-ochenta y cuatro-nueve mil ochocientos cuarenta y uno-ochenta y ocho-4
  • GARCÍA DE CORTÁZAR, José Ángel. Historia religiosa del Occidente medieval: (Años trescientos trece-mil cuatrocientos sesenta y cuatro), Akal universitaria, la villa de Madrid, dos mil doce. ISBN novecientos setenta y ocho-ochenta y cuatro-cuatrocientos sesenta-tres mil veintiuno-8
  • SUÁREZ, Luis. La construcción de la cristiandad europea, Homo Legens, Barna, dos mil ocho. ISBN novecientos setenta y ocho-ochenta y cuatro-noventa y dos mil quinientos dieciocho-tres-6

Enlaces externos


COMPARTE EN TU RED SOCIAL PREFERIDA:

mas informacion


  ELIGE TU TEMA DE INTERÉS: 


autoayuda.es

  Cristianos (Wikinfo) 

autoayuda.es   BUSCADOR Cristiano    

 

USUARIOS:

Hay 74 invitados y ningún miembro en línea

cristianismo, catolicismo y biblia

cristianismo, catolicismo y biblia

 

WEBs RELACIONADAS:

 cristianismo, catolicismo y biblia

Está aquí: Inicio > [ CRISTIANISMO ] > ıllı Hermanos de la Vida Común wiki: info, historia y vídeos

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver políticas