ıllı Portal sobre Cristianismo y Catolicismo (2018)

Portal wikinfo sobre cristianismo, catolicismo, biblia, santoral, vaticano, papa, tierra santa y peregrinaciones

 !Selecciona tu Idioma!

ıllı Todo sobre el Cristianismo y los Cristianos:

ıllı Hipólito de Roma wiki: info, historia y vídeos

COMPARTE EN TU RED SOCIAL PREFERIDA:

cristianismo, catolicismo y biblia

salud  Hipólito de Roma 


Hipólito debe haber natural de la segunda mitad del siglo II, seguramente en la ciudad de Roma. Focio lo describe en su Bibliotheca (cod. ciento veintiuno) como un acólito de Ireneo y a este como acólito de Policarpo de Esmirna. Mas esto no es seguro, e inclusive si lo fuera, no implica necesariamente que Hipólito haya gozado a título personal de la enseñanza del insigne prelados galo. Quizá el pasaje apunta sencillamente a poner de relieve el vínculo existente entre su sistema teológico con aquel de Ireneo, lo que por otro lado brota de forma fácil de sus escritos.


Presbítero de la Iglesia de la ciudad de Roma en la temporada del Prelados Ceferino, Hipólito se distinguió por su cultura y elocuencia. Fue en esa temporada cuando el entonces joven Orígenes escuchó sus prédicas. Seguramente poco tiempo ya antes que cuestiones de teología y de disciplina eclesiástica provocaran enfrentamientos directos con Ceferino o bien con su sucesor Calixto I.


Hipólito acusó al prelados de favorecer la herejía cristológica de los monarquianistas y de dañar la disciplina de la Iglesia por su laxo activar al permitir el reingreso a la Iglesia a viejos miembros excluidos en virtud de ofensas graves. El resultado fue un cisma y es seguramente por tal razón que Hipólito se distanció de la Iglesia a lo largo de unos diez años liderando una congregación separada. A lo largo de las persecuciones del emperador Maximino el Tracio del año doscientos treinta y cinco , Hipólito y Ponciano, que era entonces papa, fueron exilados a Cerdeña, donde murieron.


Surge de la de esta manera llamada "Cronología del año trescientos cincuenta y cuatro" (más exactamente Catalogus Liberianus) que un trece de agosto, seguramente del año doscientos treinta y seis, los cuerpos de los exilados fueron sepultados en la ciudad de Roma, el de Hipólito en el camposanto de la Vía Tiburtina. Esto conduce a suponer que ya antes de su muerte fue recibido de nuevo dentro de la Iglesia. Esto estaría además de esto confirmado por el hecho que desde ese momento su memoria es reverenciada en la medida en que Santo y mártir.


El papa Dámaso I le dedicó uno de sus conocidos epigramas. Prudencio traspuso elementos del mito heleno de Hipólito, el hijo de Teseo (cuyo nombre en heleno significa “el que desata los caballos” y que murió arrastrado por sus caballos) a su relato sobre la muerte del Santo cristiano. De este modo, describió de forma enternecedora el atroz martirio del Hipólito histórico, lo que es prácticamente con certidumbre una historia legendaria. Por semejantes razones, se convirtió en el Santo patrón de los caballos (el primero es San Antonio de Padua). A lo largo de la Edad Media, los caballos enfermos acostumbraban a ser llevados a St Ippolitts, en Hertfordshire (Inglaterra) donde una iglesia le había sido consagrada.


En los tiempos que prosiguieron, poco quedó de la memoria del Hipólito histórico. Ni Eusebio de Cesarea ni Jerónimo de Estridón (San Jerónimo) supieron que el creador tan leído en el Este y el Santo romano eran una misma y única persona. Muchos estudiosos estimaban que ello no era probable argumentando que niveles diferentes de desarrollo de la doctrina de la Trinidad eran indicadores de temporadas de escritura diferentes. El comentario del "Chronicon Paschale" contiene solo ligeras reminiscencias de los hechos históricos, como el hecho que la sede episcopal de Hipólito estaba ubicada en Portus en las cercanías de la ciudad de Roma.


En mil quinientos cincuenta y uno se halló una escultura de mármol en un camposanto de la Vía Tiburtina que representaba un hombre sentado: en los dos lados del asiento estaba grabado un ciclo pascual y en la parte delante figuraban los títulos de abundantes escritos: era la escultura de Hipólito aplicado a su trabajo. Correspondía sin duda al siglo III. Fue puesta en el Museo Laterano: un registro en la piedra que representaba una tradición perdida.


Controversia sobre la biografía


Investigaciones recientes han puesto en lona de juicio la reconstrucción de la biografía. Reanudando una propuesta de Pierre Nautin, el congreso romano de 1976 llegó a la conclusión que era menester distinguir, al lado de múltiples obras apócrifas, 2 autores, un Hipólito occidental y uno oriental. El mal llamado Hipólito occidental (del que no hay pruebas de que se llamase Hipólito) sería el creador de los Philosophumena y el tratado Sobre el cosmos (cuyos títulos aparecen en la escultura romana). En cambio, el creador oriental, cuyo nombre era ciertamente Hipólito, compuso sobre todo obras exegéticas. Estas situaciones han sido confirmadas generalmente por investigaciones consecutivas, si bien con cambios menores. Por poner un ejemplo, se registra un escepticismo creciente sobre el papel de Hipólito en la redacción de la Tradición Apostólica. Asimismo se duda de las indicaciones de Pirro Ligorio sobre las circunstancias en que fue hallada la escultura. Toda la cuestión precisa una revisión de conjunto y también ecuánime.


La obra de Hipólito es grande y puede equipararse en su pluralidad a la de Orígenes. Exactamente la misma abarcó las esferas de la exegesis, de la homilética, de la apologética y polémica, de la Cronología y del derecho preceptivo. Sus escritos han llegado hasta nosotros de forma tan fragmentaria que es bastante difícil conseguir a partir de ellos una noción precisa y precisa de su relevancia intelectual y literaria.


En cuanto a sus trabajos de exegesis, los mejor conservados son el "Comentario sobre el profeta Daniel" y el "Comentario sobre el Cantar de los Cantares." A pesar de ciertas imprecisiones en tipología, su exegesis se distingue por una cierta sobriedad y sentido de proporción.


Es prácticamente imposible valorar a Hipólito en la medida en que reverendo por cuanto las Homilías para la celebración de la Epifanía que figuran con su nombre, le han sido equivocadamente atribuidas.


Escribió obras polémicas contra los paganos, los judíos y los heréticos. La más famosa de estas es la Refutación de todas y cada una de las herejías, que llegó a ser famosa bajo el inadecuado título de Philosophumena. De los diez libros que la componían, el segundo y el tercero se perdieron, el libro primero fue a lo largo de un largo periodo editado (bajo el título Philosophumena) entre escritos de Orígenes, los libros cuarto hasta el décimo fueron descubiertos por el heleno Minoides Mynas, sin el nombre del autor, en un convento en el Monte Athos en Grecia.


En la actualidad se acepta universalmente que los Libros I y IV al X pertenecen a exactamente la misma obra, mas se duda de la autoría de Hipólito.


La relevancia atribuida a la obra ha sido no obstante bastante exagerada: un examen serio de las fuentes usadas para la exposición del Gnosticismo prueba que la información suministrada no es siempre y en toda circunstancia fiable.


En lo relativo a sus trabajos dogmáticos, aquellos que conciernen a Cristo y al Anticristo nos han llegado de forma completa. Entre otras muchas cosas, incluyen un relato animado de los acontecimientos precedentes el fin del planeta. Fue escrito seguramente en la temporada de las persecuciones de Septimio Severo (más o menos en el año doscientos dos).


La repercusión de Hipólito se hizo sentir sobre todo en sus trabajos sobre cronología y derecho preceptivo.


Su "Crónica del planeta", una colección que engloba el periodo desde la creación del planeta hasta el año doscientos treinta y cuatro, ha sido una base para otros muchos trabajos de cronología tanto en el Este como en el Oeste.


En las grandes colecciones de derecho preceptivo que tuvieron sitio en el Este desde el siglo IV, muchos elementos han sido tomados de los escritos de Hipólito. Mas la determinación precisa de cuanto es auténtico o bien reelaborado y/o de lo que le ha sido equivocadamente atribuido, está sostiene a polémicas.


La edición de J. A. Fabricius, Hippolyti opera graece et latine (dos vols., Hamburgo, mil setecientos dieciseis-mil setecientos dieciocho), reeditada por Gallandi, Bibliotheca veterum patrum (vol. II, mil setecientos sesenta y seis), y Migne, Cursus patrol. ser. Graeca, (vol. X) está desactualizada. La preparación de una edición crítica completa había sido encarada por la "Academia Prusiana de Ciencias". La labor era de una extrema complejidad, en virtud de la confusión y dificultad de los diferentes géneros de escritura. El texto heleno original se preservaba solo en pocos casos (el Comentario sobre Daniel, la Refutación, el Anticristo, unas partes de la Crónica, y ciertos fragmentos). En lo que se refiere al resto, solo existían fragmentos y traducciones primordialmente en Eslavo eclesiástico muchas de las que no habían sido publicadas hasta en mil novecientos once.


De las ediciones de la Academia se publicaron: un volumen en Berlín en mil ochocientos noventa y siete con los "Comentarios sobre Daniel" y el "Cantar de los Cantares", el tratado sobre el Anticristo y los "Trabajos exegéticos menores y obras homiléticas" editados por Georg Nathaniel Bonwetsch y Hans Achelis.


El "Comentario del Cantar de los Cantares" fue asimismo publicado por Bonwetsch (Leipzig, mil novecientos dos) en alemán desde una traducción del ruso por Nicholas Marr del texto en Idioma georgiano agregada a aquel. Se agregó entonces (Leipzig, mil novecientos cuatro) una traducción de múltiples piezas de exegesis que se habían conservado solo en la versión georgiana (La bendición de Jacob, La bendición de Moisés, La historia de David y Goliath). Gran parte del original de la "Crónica" ha sido publicado por Adolf Bauer (Leipzig, mil novecientos cinco) desde el Codex Matritensis Graecus, doscientos veintiuno. En lo que se refiere a la "Refutación", existen las ediciones de Miller (Oxford, mil ochocientos cincuenta y uno), Duncker, Schneidewin (Göttingen, mil ochocientos cincuenta y nueve), y Cruice (París, mil ochocientos sesenta). Se puede localizar una traducción en inglés en la Ante-Nicene Christian Library (Edimburgo, mil ochocientos sesenta y ocho-mil ochocientos sesenta y nueve).


COMPARTE EN TU RED SOCIAL PREFERIDA:

mas informacion


  ELIGE TU TEMA DE INTERÉS: 


autoayuda.es

  Cristianos (Wikinfo) 

autoayuda.es   BUSCADOR Cristiano    

 

USUARIOS:

Hay 36 invitados y ningún miembro en línea

cristianismo, catolicismo y biblia

cristianismo, catolicismo y biblia

 

WEBs RELACIONADAS:

 cristianismo, catolicismo y biblia

Está aquí: Inicio > [ CRISTIANISMO ] > ıllı Hipólito de Roma wiki: info, historia y vídeos

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver políticas