ıllı Portal sobre Cristianismo y Catolicismo (2018)

Portal wikinfo sobre cristianismo, catolicismo, biblia, santoral, vaticano, papa, tierra santa y peregrinaciones

 !Selecciona tu Idioma!

ıllı Todo sobre el Cristianismo y los Cristianos:

ıllı Indulgencia wiki: info, historia y vídeos

COMPARTE EN TU RED SOCIAL PREFERIDA:

cristianismo, catolicismo y biblia

salud  Indulgencia 


La Doctrina de las Indulgencias es un término de la teología cristiana católica de manera estrecha ligado a los conceptos de pecado, penitencia, remisión y purgatorio. En su formulación actual consiste en que ciertas consecuencias del pecado, como la pena temporal del mismo, puedan ser objeto de una remisión o bien indulgencia (del latínindulgentia: 'bondad, benevolencia, gracia, remisión, favor') concedida por ciertos representantes de la Iglesia y bajo determinadas condiciones. Esta corporación se remonta al cristianismo viejo y tanto su práctica como su formulación han evolucionado a lo largo del tiempo. La doctrina protestante no la admite por estimar que carece de fundamento bíblico. Por tal razón, desde la Reforma, solo fue objeto de desarrollo en el campo de la Iglesia católica.


En la doctrina católica, la indulgencia, en contraste al sacramento de la penitencia o bien reconciliación, no disculpa el pecado en sí, sino exonera de las penas de carácter temporal que de otra manera los fieles deberían purgar, sea a lo largo de su vida terrenal, sea después de la muerte en el purgatorio. La indulgencia no es un sacramento como la penitencia. Puede ser concedida por el papa, los obispos y los cardenales, a quienes, por servirnos de un ejemplo, recen determinada oración, visiten determinado santuario, empleen algunos objetos de culto, efectúen algunos peregrinajes, o bien cumplan con otros rituales concretos.


Aunque se trata de un término teológico secundario, las indulgencias desempeñaron en su instante un papel central en la historia del cristianismo. En el siglo XVI, los abusos y el tráfico económico al que dieron sitio formaron uno de los motivos por el que Martín Lutero se encaró con la Iglesia católica.


Los primeros antecedentes de la práctica de indulgencias se remontan al siglo III. En el cristianismo viejo, la penitencia impuesta a los pecados confesados era severa, y la pertinente a los pecados considerados en especial graves, como la apostasía o bien el asesinato , además de esto, era pública.


Posteriormente, brotaron prácticas proclives a reducir el rigor de dicha pena para facilitar el reingreso en la comunidad a miembros que habían cometido apostasía en virtud de persecuciones: los llamados lapsi ('los caídos, los que han tropezado'). De esta forma brotó la costumbre de visitar a confesores apresados que aguardaban el calvario solicitándole que intercedieran a favor suyo frente al prelados. Si el futuro mártir estaba conforme, le daba una carta llamada libellum pacis, a fin de que en razón del sacrificio que iba a celebrarse, el prelados redujera por razones piadosas la pena del requirente. En esta fase, la indulgencia no era dependiente de una acción o bien prestación que el pecador debía efectuar, sino más bien de una suerte de compensación mística de los sufrimientos de uno contra la remisión de la pena por los pecados de otro.


A principios del siglo VIII los obispos empezaron a reducir la duración o bien la gravedad de las penas impuestas, siempre y en todo momento a personas determinadas, a cambio de la realización de acciones específicas, como la visita a un sitio Santo o bien una mortificación como ayunar o bien dormir en lechos sembrados de ortigas.


En el siglo XI aparecen por vez primera las indulgencias generales por la remisión de penas temporales concedidas por el papa o bien los obispos para cualquiera que efectuase una obra meritoria, como la visita de un monasterio últimamente consagrado o bien limosnas a los pobres.


En el siglo XII, la práctica recibe una primera definición jurídica a través de los decretos pontificales donde se establece una clara distinción entre la absolución (reservada a Dios) y la indulgencia, que deja la reconciliación con la Iglesia. La indulgencia se consigue en contraparte de un acto de piedad, como peregrinajes —origen de las vías romeas o bien del Camino de Santiago—, oraciones o bien mortificaciones llevadas a cabo con fines de arrepentimiento. Se aplicaba solo a quienes, conforme la fórmula empleada, eran "vere penitentibus et confessis", esto es «verdaderamente arrepentidos y confesados».


Paralelamente se desarrolló la doctrina de la comunión de los Santos y del "tesoro de la Iglesia" en razón de las que, todos y cada uno de los hombres están ligados entre sí de forma sobrenatural y tanto la santidad como los pecados de cualquiera de ellos tienen repercusión, positiva y deplorable respectivamente, sobre toda la comunidad. De la expiación de los Santos, brota de esta forma un tesoro de méritos, que aprovecha a todos y que puede ser administrado por la Iglesia bajo determinadas condiciones, por poner un ejemplo como penitencia general.


Se reputa que la indulgencia toma su fundamento de la comunión de los Santos. Teóricamente, no hay ninguna necesidad de "proporcionalidad" entre la falta cometida y el acto de piedad. Mas en la práctica brotaron diferencias, sobre todo en virtud de la repercusión de viejos sistemas, donde las penas por delitos eran esencialmente "tarifas" de reparaciones: cada falta tenía su coste. Las indulgencias fueron influidas por los "penitenciales", manuales procedentes de Irlanda, que fijaban por cada género de falta una cantidad determinada de días de mortificación. De menor duración, la indulgencia tiende desde entonces a substituirse a la penitencia física, particularmente en el caso de personas agonizantes.


Ya en esa temporada existían costumbres objetables, primordialmente la simonía: los fieles procuraban negociar con hombres de iglesia actos de caridad contra dinero contante y sonante. Los concilios de los siglos X y XI se esmeran en limitar el poder de consideración de los clérigos fijando tarifas generales. Mas en contraparte, desde ese instante, la indulgencia se convirtió en un arma de la política pontifical: la indulgencia plenaria apareció cara la mitad del siglo XI, donde se emplea para respaldar acciones y políticas reputadas recomendables, como la reconquista de España.


Durante la edad media, el "curso" de las indulgencias acusa una enorme baja: se precisa cada vez menos esmero para conseguir indulgencias poco a poco más significativas.Por poner un ejemplo, se conceden indulgencias a cambio del respeto de tratados o bien de la palabra empeñada, lo que a pesar de la laudable finalidad, equivalía a retribuir la "ausencia de pecado". Asimismo se negocian dispensas de determinadas obligaciones. De allá por servirnos de un ejemplo el origen de ciertos apodos populares como aquel de «Torre de manteca», referido a la Catedral de Nuestra Señora de la urbe de Ruan: el apodo se debe a la supuesta venta de derogaciones concedidas para poder consumir carne a lo largo de la cuaresma, que habría servido para financiar su construcción.


Las sumas conseguidas en contraparte de las indulgencias financiaban, en el mejor caso, la construcción de edificios religiosos, la realización de obras dadivosas y las hermosas artes, mas en el peor caso, nutrían el tren de vida de obispos corruptos./P>

La prédica de indulgencias fue denunciada ya por John Wickliffe (mil trescientos veinte-mil trescientos ochenta y cuatro) y asimismo por Jan Hus (mil trescientos sesenta y nueve-mil cuatrocientos quince) que cuestionaron los abusos que su práctica producía.


Pero recién en el primer cuarto del siglo XVI, tienen sitio los hechos de mayor significación histórica: el primero es la indulgencia acordada en mil quinientos seis para quienquiera ayudara a la construcción de la basílica de San Pedro y, por sobre todo, el auténtico detonante: el escándalo que brota en el Sagrado Imperio Romano Germánico a causa de la campaña organizada por Alberto de Brandeburgo, arzobispo de Maguncia, y llevada a cabo por el reverendo de indulgencias Johann Tetzel.


En razón de exactamente los mismos, Martín Lutero atacó el principio mismo de la práctica en Las noventa y cinco tesis de Wittenberg. Conforme Lutero, solo Dios puede justificar a los pecadores. Combate tanto las indulgencias por las ánimas en el purgatorio (Tesis ocho-veintinueve) de la misma manera que aquellas a favor de los vivos (tesis treinta-sesenta y ocho). En el primer caso, los fallecidos, mantiene, estando fallecidos, no se hallan más ligados por los decretos preceptivos. Como resultado, es la idea misma del purgatorio que resulta cuestionada. Lutero acusa de esta manera a la Iglesia de instrumentalizar el temor al averno. En lo relativo a los vivos, Lutero mantiene que el arrepentimiento es suficiente para conseguir la remisión de penas, sin precisar cartas de indulgencia. Al contrario, mantiene, la práctica de las indulgencias desvía a los pecadores de su verdaderos deberes: caridad y penitencia.


Es esta la demanda que está al origen del cisma catolicismo-protestantismo.


Las indulgencias sobreviven tanto en la doctrina católica como en la práctica. Completamente desconectadas del contexto que las vio nacer, exactamente las mismas preservan efectivamente un interés teológico y también histórico. Mas en el terreno temporal, su rol fuera del campo eclesiástico carece de la significación de otras temporadas. La práctica de las indulgencias fue encuadrada por la Congregación de las Indulgencias, creada por Clemente VIII (mil quinientos noventa y dos-mil seiscientos cinco) y también integrada a la Curia Romana por Clemente IX en mil seiscientos sesenta y nueve. Sus competencias fueron transferidas en mil novecientos ocho al Santo Oficio y en mil novecientos diecisiete a la Penitenciaria apostólica. El Código de Derecho Preceptivo de mil novecientos ochenta y tres las regula detalladamente en su Libro IV, Parte I, Título IV, Capítulo IV, cánones novecientos noventa y dos al novecientos noventa y siete.


En particular, el cánon novecientos noventa y dos del Código de Derecho Preceptivo define la indulgencia en los próximos términos:


De pacto al Catecismo de la Iglesia Católica:


COMPARTE EN TU RED SOCIAL PREFERIDA:

mas informacion


  ELIGE TU TEMA DE INTERÉS: 


autoayuda.es

  Cristianos (Wikinfo) 

autoayuda.es   BUSCADOR Cristiano    

 

USUARIOS:

Hay 71 invitados y ningún miembro en línea

cristianismo, catolicismo y biblia

cristianismo, catolicismo y biblia

 

WEBs RELACIONADAS:

 cristianismo, catolicismo y biblia

Está aquí: Inicio > [ CRISTIANISMO ] > ıllı Indulgencia wiki: info, historia y vídeos

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver políticas