ıllı Portal sobre Cristianismo y Catolicismo (2018)

Portal wikinfo sobre cristianismo, catolicismo, biblia, santoral, vaticano, papa, tierra santa y peregrinaciones

 !Selecciona tu Idioma!

ıllı Todo sobre el Cristianismo y los Cristianos:

ıllı Juan de Mariana wiki: info, historia y vídeos

COMPARTE EN TU RED SOCIAL PREFERIDA:

cristianismo, catolicismo y biblia

salud  Juan de Mariana 


Fue hijo natural del deán de la colegiata de Talavera de la Reina Juan Martínez de Mariana y de Bernardina Rodríguez y fue bautizado por esta razón en La Pueblanueva, un pueblo de su término judicial, el dos de abril de mil quinientos treinta y seis. Este humilde origen ilícito le deberá suponer durante su vida muchas ignominias que aguantará con estoicismo.


A los diecisiete años marchó a estudiar Artes y Teología en Alcalá de Henares, en una atmosfera sobresaturada de Humanismo, y exactamente el mismo día que hizo su matrícula entró en el noviciado de la Compañía de Jesús así como Luis de Molina. Allá estuvo bajo la tutela de la ciudad de San Francisco de Borja y profesó en mil quinientos cincuenta y cuatro en Simancas. Terminó su capacitación sacerdotal en el instituto jesuita de la ciudad de Roma, donde desde mil quinientos sesenta y uno fue uno de sus mejores profesores, contando entre sus pupilos al futuro cardenal Belarmino, que sería protector de Francisco Suárez. 4 años después marchó a Loreto y después fue mandado como maestro a Palermo en Sicilia, de manera que pasó un total de 8 años en Italia. En mil quinientos sesenta y nueve fue a París, donde recibió el grado de doctor y continuó 5 años enseñando Teología tomista en la Sorbona, sobre todo en Saint Barthélemy; allá asistió en mil quinientos setenta y dos a la Matanza de San Bartolomé, en que fueron asesinados abundantes hugonotes; un par de años después, en mil quinientos setenta y cuatro, admitieron su renuncia de la cátedra por motivos de salud y retornó a España por Flandes.

Monumento a Juan de Mariana, en la Plaza homónima de Talavera de la Reina.

Se instaló en el instituto de la Compañía en Toledo y en ese semirretiro se consagró a la redacción de sus libros. En mil quinientos setenta y ocho recibió el encargo de informar sobre la supuesta heterodoxia de los 8 volúmenes de la poliglota Biblia regia cuya edición había dirigido en Amberes entre mil quinientos sesenta y ocho y mil quinientos setenta y dos el humanista Benito Arias Montano, particularmente sobre la versión siríaca del Nuevo Testamento; su informe, que le llevó un par de años de estudio, fue conveniente. Por entonces hizo amistad con el asimismo talaverano García Loaysa y Girón, que deberá ser su acólito, amigo y protector (García fue nombrado a mediados de los ochenta preceptor del príncipe Felipe, futuro Felipe III, y después va a ser nombrado aun Arzobispo de Toledo). Tenía ya tal reputación que desde ese momento se le confiaron otros trabajos similares y también igualmente frágiles, como la supervisión del Manual para la administración de los sacramentos, la reelaboración de las Actas de los concilios diocesanos de Toledo de mil quinientos ochenta y dos y la redacción del Índice expurgatorio de mil quinientos ochenta y cuatro.


Mientras efectuaba estos encargos y una edición de las Obras del polígrafo visigodo Isidoro de Sevilla, se puso a escribir una monumental historia de España en treinta libros, que empezó a aparecer en Toledo en mil quinientos noventa y dos con el título de Historiae de rebus Hispaniae Libri XXX, cuya edición ampliada se editó en Maguncia en mil seiscientos cinco. Entre tanto se imprimió en Toledo su traducción al castellano con el título Historia general de España (mil seiscientos uno). La obra engloba hasta la muerte de Fernando el Católico, por el hecho de que conforme sus palabras «No me atreví a pasar más adelante y contar las cosas más modernas, por no herir a ciertos si afirmaba la verdad, ni faltar al deber si la disimulaba».


La muerte le sorprendió en Toledo a los 87 años, en mil seiscientos veinticuatro, y como siempre y en todo momento trabajando, en un caso así en unos Escolios al Viejo y Nuevo Testamento, obra de exegesis bíblica que se fundaba en el texto de la Vulgata.


Su Historia de España fue leída con avidez en los siglos XVII y XVIII, en que se tuvo por algo como una versión preceptiva o bien oficial de la materia hasta el momento en que en el XIX la reemplazó la Historia General de España (1850–1867) de inspiración liberal de Modesto Lafuente, a pesar de lo que siguió siendo todavía muy leída en distintas ediciones que se hicieron asimismo en ese siglo y de forma especial en unas Obras del padre Juan de Mariana que fueron impresas en mil ochocientos sesenta y cuatro en los vols. XXIX y XXX de la Biblioteca de Autores Españoles con prólogo de Francisco Pi y Margall.


La plaza que se sitúa la edificación del Municipio de Talavera de la Reina y un Camino en exactamente la misma urbe llevan su nombre; como la plaza en la que está la iglesia de los jesuitas, en la urbe de Toledo, entre otras muchas.

El padre Juan de Mariana, aguafuerte de Francisco Muntaner por dibujo de José del Castillo, mil setecientos noventa, Retratos de españoles ilustres.Juan de Mariana (retrato de Francisco Javier de la ciudad de Santiago Palomares)

La independencia de juicio de sus escritos y su hipercriticismo le causaron graves desazones con el poder civil y eclesiástico, aunque únicamente fue molestado en un par de ocasiones.


En primer sitio fue por su De rege et regis institutione (Toledo, mil quinientos noventa y nueve), ceremoniosamente quemado en mil seiscientos diez como subversivo por el parlamento de la ciudad de París tras el homicidio de Enrique IV de Francia y que escribió a solicitud del preceptor de Felipe III de España, García Loaysa; conforme sus inculpadores, esta obra había dado legitimidad al tiranicidio, puesto que su doctrina fue relacionada con el precedente asesinato de Enrique III de Francia por fray Jacobo Clemente en 1589; aunque Ravaillac, el asesino del rey francés Enrique IV de Francia, declaró no conocer el libro.


Este tratado, escrito con la intención de infringir el naturalismo político o bien maquiavelismo, como había hecho 4 años ya antes Pedro de Rivadeneyra en su Princeps christianus adversus Nicholaus Machiavelum (mil quinientos noventa y cinco), expone primeramente de qué manera debe ser una monarquía y los deberes del rey, que debe subordinarse como cualquier vasallo a la ley ética y al estado, y después expone la educación del príncipe cristiano siguiendo de cerca las teorías de Erasmo de Rotterdam en su Enchiridion. Plantea como máximo valor de un monarca la virtud cardinal de la prudencia, en su sentido aristotélico y sobre todo debe impedir que los impuestos ahoguen a las clases productoras del país. Inspirándose en Santo Tomás de Aquino, justifica como este la revolución y la ejecución de un rey por el pueblo si es un déspota. La finalidad de la obra es establecer límites claros al poder político fundándose para esto en la tradición artistotélico-tomista, conforme la que la sociedad es precedente al poder político y por ende aquella puede recobrar sus derechos originales si el Gobierno no le resulta útil.De ahí que desarrolla la doctrina sobre el tiranicidio, ampliamente admitida entre los autores escolásticos, ampliando el derecho de matar al déspota a un individuo cualquiera. Mas todavía va más allí, y ciertos han visto abocetadas en muchas de sus ideas principios totalmente liberales, si bien subordinados siempre y en todo momento a la religión.


En cuanto a la teoría política tácita en Juan de Mariana, se puede decir que fue una figura de la Tradición tradicional hispánica, que en aquella temporada se oponía al protestantismo y siglos después se opondría al liberalismo. Su ideal de Ley y Religión lo expone de forma clara y contundente:


La segunda molestia que padeció fue cuando resultó preso por un año y medio en la villa de Madrid, en mil seiscientos siete, por orden del mismo Felipe III y de su valido el Duque de Lerma a raíz de su libro De monetae mutatione, cuarto de sus Tractatus septem (Colonia, mil seiscientos nueve), que fue denunciado por las alusiones a los ministros que alteraron el peso de la moneda. En tal tratado, uno de los 7 que contiene el libro, demanda fuertemente el hurto de aquellos gobernantes que empleaban el recurso que el día de hoy llamaríamos inflación para financiar los gastos del Estado.


El contenido de los 7 tratados es el siguiente: «I, “De adventu Jacobi apostoli in Hispania o bien De la venida de la ciudad de Santiago a España”. II, “Pro editione Vulgatae o bien En torno a la edición de la Vulgata”. III, “De spectaculis o bien Sobre los espectáculos”. IV, “De monetae mutatione o bien Sobre la perturbación de la moneda”. V, “De die mortis Christi o bien El día de la muerte de Cristo”. VI, “De annis arabum o bien Sobre los años de los árabes”. VII, “De morte et inmortalitate o bien De la muerte y la inmortalidad”.». Como puede verse, fuera de la historia, sus intereses iban desde la cronología a la lingüística, la economía o bien la ética. Entre estos ensayos no se incluye uno publicado previamente.


Ya menor relevancia tuvieron las fricciones con su orden. De esta manera, su Alegato de las cosas de la Compañía le supuso la animadversión de las jerarquías de esta. Hombre ocupadísimo, hizo una edición de san Isidoro de Sevilla, y trabajó además de esto en obras de lingüística oriental y como reverendo, censor de exegesis, cooperador del Índice y asesor de la Inquisición.


Su obra primordial son los Historiae de rebus Hispaniae libri XX (Toleti, typis P. Roderici, mil quinientos noventa y dos). Una edición siguiente más avanzada del propio recopilador es De rebus Hispaniae libri XXX, que se publicó en Maguncia en mil seiscientos cinco. A lo largo de este tiempo el creador había vertido la edición latina al de España y esta apareció completa en Toledo en mil seiscientos uno, conteniendo los treinta libros de la edición latina. La obra se prolonga desde la más recóndita antigüedad hasta la temporada de los Reyes Católicos. Juan de Mariana fue un historiador ofuscado con la verdad y que apuró la crítica de los cronicones precedentes hasta donde era posible en su tiempo; si bien escribe en el latín internacional de la temporada, la raíz de su pensamiento es patriótica, puesto que pretende exponer la grandiosidad de su país contando de forma conjunta los hechos de todos y cada uno de los reinos hispánicos en torno a su nación, Castilla. La obra estableció el modelo de prosa historiográfica para los siglos siguientes resaltando vigorosamente todo cuanto puede apresar y atraer la atención del lector; cuida en especial las descripciones de los lugares donde acaecen los hechos y el patetismo en las arengas y epístolas, como las consideraciones sobre las veleidades de la suerte, tomando por modelos a Tito Livio, Implícito y Tucídides. En España fue una obra en muchas ocasiones reimpresa y a lo largo de cerca de 2 siglos fue la obra histórica más leída en la Península. En el resto de Europa la obra fue leída sobre todo en Alemania y bastante menos en otros países; se tradujo al inglés en mil seiscientos noventa y nueve por John Stevens.


Además de las obras citadas, de su correspondencia y de sus notas a la edición de las obras de San Isidoro y de sus informes como asesor del Santo Oficio se preservan diez tomos de manuscritos de este autor. En sus Scholia in Vetus ac Novum Testamentum (Amberes y París, mil seiscientos veinte) están sus versificaciones en dísticos latinos de múltiples libros sagrados: Proverbios, Eclesiastés y Cantar de los cantares.


COMPARTE EN TU RED SOCIAL PREFERIDA:

mas informacion


  ELIGE TU TEMA DE INTERÉS: 


autoayuda.es

  Cristianos (Wikinfo) 

autoayuda.es   BUSCADOR Cristiano    

 

USUARIOS:

Hay 96 invitados y ningún miembro en línea

cristianismo, catolicismo y biblia

cristianismo, catolicismo y biblia

 

WEBs RELACIONADAS:

 cristianismo, catolicismo y biblia

Está aquí: Inicio > [ CRISTIANISMO ] > ıllı Juan de Mariana wiki: info, historia y vídeos

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver políticas