ıllı Portal sobre Cristianismo y Catolicismo (2018)

Portal wikinfo sobre cristianismo, catolicismo, biblia, santoral, vaticano, papa, tierra santa y peregrinaciones

 !Selecciona tu Idioma!

ıllı Todo sobre el Cristianismo y los Cristianos:

ıllı Judío errante wiki: info, historia y vídeos

COMPARTE EN TU RED SOCIAL PREFERIDA:

cristianismo, catolicismo y biblia

salud  Judío errante 


wikiEl judío errante, ilustrado por Gustave Doré.

El judío errante es una figura mitológica del imaginario colectivo de Occidente y figura en el arte y la literatura antisemitacristiana. El mito narra que un personaje judío (su caracterización específica cambia conforme las versiones) negó un tanto de agua al sediento Jesús a lo largo del camino cara la Crucifixión, con lo que Dios lo condenó a «errar hasta su retorno» (el retorno de Jesucristo a la Tierra). En consecuencia, el personaje en cuestión debe caminar errante por la Tierra hasta la Parusía.


A menudo se ha visto en el judío errante una personificación metafórica de la diáspora judía, interpretando desde el punto de vista cristiano en forma de burla, que la destrucción de Jerusalén habría sido un castigo divino a todo el pueblo judío por la responsabilidad que ciertos de ellos (las autoridades religioso-políticas) tuvieron en la crucifixión de Jesús por los romanos, razón por la que se considera una historia legendaria o bien mito antisemita.


Se le ha dado un sinnúmero de nombres al judío errante, ciertos cuales son:



  • Ahasverus
  • Buttadeu
  • Larry el Caminante
  • Joseph Cartaphilus
  • Juan Espera en Dios
  • Alvarus Stevenson
  • Michob-Ader y
  • Samuel Belibeth.

Sin embargo, el nombre más viejo sea probablemente el que aparece en una de las Cartas eruditas y curiosas del padre Feijoo. En ella se cita a Mateo de la ciudad de París, prelados y también historiador benedictino, señalando que en el año mil doscientos veintinueve aseveró que dicho judío existía, se llamaba Catafilo y se hallaba entonces por Armenia.


Igualmente Jacob Basnage, autor protestante, en su Historia de los judíos cuenta que hay precisamente 3 judíos errantes:



  • Samer o bien Samar: judío errante condenado a vivir siempre y en toda circunstancia y a deambular por haber derretido el becerro de oro en tiempo de Moisés.


  • Catafito o bien Catáfito: habría sido una suerte de guarda o bien policía de la puerta del pretorio de Poncio Pilatos, en cuya ocasión, cuando sacaron a Cristo de tal pretorio para crucificarle, a fin de que saliera más con prontitud y eludir la aglomeración o bien el bullicio le dio un empujón en la espalda, a lo que Cristo, volviendo el semblante, le dijo: «El Hijo del Hombre se marcha, mas aguardarás a que vuelva». Se trata de una premonición del mismo Cristo, por la que este judío no debía fallecer hasta el momento en que Cristo volviera a juzgar vivos y fallecidos. Cada 100 años padecía enfermedad y sofocación de muerte, mas entonces curaba y se remozaba hasta los treinta años, edad que tenía cuando Cristo murió.


  • Ausero: zapatero de Jerusalén que echó de un empujón a Cristo del quicio de su puerta cuando el Señor se detuvo allá a reposar camino del Martirio, diciéndole: «Despacha, sal cuanto antes; ¿por qué razón te detienes?». Cristo le respondió: «Yo voy a descansar entonces, mas andarás sin cesar hasta el momento en que vuelva» (ciertos han añadido: «hasta que no nazca pequeño alguno» o bien «hasta que la mujer deje de parir»). Desde aquel instante comenzó el cumplimiento del augurio, siempre y en toda circunstancia andaba peregrinando, sin parar en provincia alguna. Representaba la edad de cincuenta años y prorrumpía en usuales gemidos por la tristeza que le ocasionaba la memoria de su delito. De este se dice¿dónde?] que fue visto en el año de mil quinientos cuarenta y siete en Hamburgo.

El primer documento moderno que se conserva sobre esta historia de leyenda es un pasquín de 4 hojas llamado Kurtze Beschreibung und Erzählung von einem Juden mit Namen Ahasverus (Breve descripción y relato de un judío de nombre Ahasverus), impreso en Leiden en mil seiscientos dos por Christoff Crutzer. No obstante, no hay registro de ningún impresor con ese nombre en los ficheros de Leiden, con lo que se supone que este nombre es un pseudónimo.


La historia de leyenda se extendió de forma rápida por Alemania; no menos de 8 ediciones diferentes de la historia de leyenda aparecieron a lo largo de ese año, y ya antes del fin del siglo XVIII había cuando menos cuarenta variaciones en ediciones diferentes. Se conocen 8 ediciones en holandés y la primera versión en francés apareció en Burdeos en mil seiscientos nueve. La primera versión inglesa fue una parodia de mil seiscientos veinticinco (Jacobs and Wolf, Bibliotheca Anglo-Judáica, p. cuarenta y cuatro, No. doscientos veintiuno). Asimismo se conocen versiones en danés, checo y sueco.


Según L. Neubaur, la historia de leyenda se inspiró en las palabras encontradas en el Evangelio de Mateo 16:28:


Esta cita figuraba en el pasquín original de mil seiscientos dos. Hay quienes aplican el pasaje convocado a San Juan, basándose en un pasaje de su evangelio, en concreto 21:20-23:


Otra versión afirma que Malco, el asistente del Sumo Sacerdote, al que San Pedro le cortó la oreja, es el judío errante. Juan 18:10.


Un precedente del relato del judío errante es la historia de leyenda aparecida en el Flores Historiarum de Roger de Wendover, publicado en mil doscientos veintiocho. Un arzobispo armenio que visitaba Inglaterra narró que se había encontrado con José de Arimatea, bajo el nombre de Cartaphilus; este le contó que había apurado a Jesús a lo largo de la crucifixión, y este le respondió «iré más veloz, mas vas a deber aguardar hasta el momento en que regrese».


El fraile inglés Mateo de la ciudad de París (Matthaeus Parisiensis), del siglo XIII, recoge esta historia legendaria en su Chronica Majora, quien otra vez recoge el presunto relato de un prelados armenio que llega a Inglaterra. Cuenta este la historia de un ermitaño que sería un criado de Pilatos castigado por Jesús, pues, al verle pasar, cargado con la cruz, le afirma que vaya veloz. Jesús contesta que se va a ir, mas aquel criado le deberá aguardar hasta su retorno. Así, el criado remoza toda vez que llega a la edad de 100 años, y de esta manera hasta el fin de los tiempos. No obstante, se ha arrepentido y hace penitencia en Armenia.


Igualmente cabe nombrar como curiosidad que frecuentemente se ha señalado que las leyendas del holandés errante presentan semejanzas y concordancias con esta historia de leyenda.


En la Sagrada Escritura se mienta un pasaje donde Dios, tras ver que Caín había matado a su hermano, lo maldice así: Cuando cultives la tierra, no te va a dar frutos; andarás errante y fugitivo sobre la tierra.Caín le contesta: Tú me lanzas el día de hoy de esta tierra, y me dejas privado de tu presencia. Si he de ser un errante y he de caminar deambulando sobre la tierra, cualquiera que me halle me va a matar. Mas Dios le dice: No va a ser así: me vengaré 7 veces de quien mate a Caín. Y entonces Dios puso una marca a Caín a fin de que no lo matase el que lo encontrase.


Se afirma que el judío errante fue visto en Hamburgo en 1547; en España en 1575; en Viena en 1599; en Lübeck en mil seiscientos uno y 1603; en Praga en 1602; en Baviera en 1604; en Bruselas en mil seiscientos cuarenta y 1774; en Leipzig en 1642; en la ciudad de París en 1644; en Stamford en 1658; en Astracán en 1672; en Múnich en 1721; en Altbach en mil setecientos sesenta y seis y Newcastle en mil setecientos noventa. Otra aparición mentada semeja haber sido en los USA en el año mil ochocientos sesenta y ocho, visitando al mormón llamado O'Grady. Probablemente, este último era un farsante que se hacía pasar por el judío errante. Asimismo fue visto por mil novecientos diez en la Villa Imperial de Carlos V "Potosí -Bolivia". En la Navidad de mil novecientos noventa y tres un monje toledano tuvo una visión y asevera que bajo el nombre de Asuero se había establecido en Toledo, muy cerca de su cenobio. El Abad le ordenó silencio y no habla desde ese momento. Más tarde y esta vez bajo el nombre Catáfilo fue visto en la ciudad de Miami (U.S.A.), Quito (Ecuador), Bogotá, Tunja y Pereira (Colombia) y Estambul (Turquía) donde estableció contacto con los judíos sefarditas en la celebración anual de Ispahan en el mes de agosto de dos mil cinco de la Torre Gálata, cantó con ellos en castellano y en el calor de la celebración hizo múltiples referencias a Toledo (España) y su provincia. Si bien absolutamente nadie sabe con seguridad su número, pueden ser 3 o bien 2 o bien todos al mismo (Samar, Asuero o bien Catáfilo), ni su identidad actual ni su paradero precisos.

El judío errante, mil ochocientos cincuenta y dos, grabado de Gustave Doré, caricaturiza basada en estereotipos.

La figura de un pecador condenado, forzado a recorrer el planeta sin esperanza de reposar en paz, impresionó de tal modo que el judío errante no tardó en aparecer en la literatura popular. En los países germanófonos se lo llamó Der Ewige Jude (el judío eterno o bien inmortal) al tiempo que en los países de lenguas romances es conocido como Le Juif Errant y L'Ebreo Errante; la manera inglesa se inspiró en esta última y se lo llamó The Wandering Jew. La tradición de España lo bautizó como Juan Espera en Dios.


El Padre Feijoo dedica al personaje la carta veinticinco del segundo tomo de sus Cartas eruditas y curiosas, publicado en mil setecientos cuarenta y cinco. En ella niega veracidad a la historia, considerándola de invención reciente. Como precedente apunta la conservación del profeta Elías sobre la tierra hasta el fin del planeta.


La historia legendaria es el tema de poemas de Schubart, Schreiber, W. Müller, Lenau, Chamisso, Schlegel, Julius Mosen y Koehler. Asimismo inspiró las novelas de Franzhorn, Oeklers y Schucking y las desgracias de Klinemann (Ahasuerus, de mil ochocientos veintisiete) y Zedlitz (mil ochocientos cuarenta y cuatro). Hans Christian Andersen hizo a su Ahasuerus el ángel de la Duda, y fue imitado por Heller en su poema El viaje de Ahasuerus desarrollado en 3 cantos. Robert Hamerling, en su Ahasver in Rom (Viena, mil ochocientos sesenta y seis), identifica a Nerón como el judío errante. Goethe escribió el boceto de un poema a este respecto, cuyo esquema está en su obra Dichtung und Wahrheit.


En Francia, Edgar Quinet publicó su versión épica de la historia de leyenda en mil ochocientos treinta y tres y Eugène Sue escribió su Juif Errant en mil ochocientos cuarenta y cuatro. Esta última cuenta la historia de Ahasuerus como Herodes, un explicación muy popular. El poema de Greniuer (mil ochocientos cincuenta y siete) sobre este tema puede haberse inspirado en los dibujos de Gustave Doré, uno de los más sorprendentes del grabador francés. Guillaume Apollinaire hace del judío errante el personaje primordial de su cuento Le Passant de Prague, incluido en su libro L'Hérésiarque & Cie. (mil novecientos diez).


En Inglaterra se publicó una balada dedicada al tema, en el libro de PercyReliques y English and Scotch Ballads, de Francis James Child. Matthew Gregory Lewis le da un papel secundario de determinada relevancia en la novela góticaEl Fraile (mil setecientos noventa y seis). Andrew Franklin escribió el drama The Wandering Jew, or Love's Masquerade en mil setecientos noventa y siete. Percy Bysshe Shelley presentó a Ahasuerus en su Queen Mab, al paso que el libro de George CrolySalathiel trató el tema de forma imaginativa en mil ochocientos veintiocho. Rudyard Kipling escribió el cuento The Wandering Jew.


Posteriormente, Heinrich Heine y Jean d'Ormesson escribieron novelas sobre la historia de leyenda. Stefan Heym escribió Ahasver y Hables Maturin se inspiró en él para el protagonista de la novela Melmoth el Errabundo.


La figura del judío errante aparece además en la novela de Jan PotockiEl manuscrito encontrado en Zaragoza, donde se intercalan las distintas historias como muñecas rusas. La historia del judío errante es una de más largas del libro y engloba muchas jornadas (episodios) del mismo.


En el tercer tomo de Los Sonámbulos, de Hermann Broch, se hace una analogía entre Ahasverus camino a Sion y la agobiada humanidad actual en busca de un sistema de valores que dé contestación a su existencia y los proteja de la muerte.


En el cuento El Inmortal, Jorge Luis Borges le da al narrador el nombre de Joseph Cartaphilus, inspirado en uno de los alias del judío errante. Del mismo modo otro escritor argentino que usó la figura del judío errante en múltiples novelas es Manuel Mújica Láinez (El unicornio, Bomarzo...).


El libro "Mis primeros 2 mil años" de George Sylvester Viereck y Paul Eldrige, se centra en las aventuras del judío errante llamado: Isaac Cartaphilus que era un capitán romano de origen judío, en la temporada de Poncio Pilatos y que fue maldecido por Jesús por burlara de Él cuando iba cargando la cruz camino al Monte de las Calaveras. En este libro, Cartaphilus es un hombre de treinta años de edad y que jamás avejenta.


Igualmente aparece en 100 años de soledad y Los Entierros de la Mamá Grande, de Gabriel García Márquez. En la primera, se describe al personaje "como un híbrido de macho cabrío cruzado con hembra hereje, una bestia infernal cuyo aliento carbonizaba el aire y cuya visita determinaría la concepción de monstruos por las recién casadas", y se atribuyen a su paso por el pueblo de Macondo las irregularidades naturales que ocurrían en ese entonces, definiéndolo como "la mala repercusión del judío errante"; si bien al matarlo "pesaba como un buey, pese a que su estatura no era mayor que la de un adolescente, y de sus heridas emanaba una sangre verde y untuosa.Tenía el cuerpo cubierto de una pelambre áspera, infestada de garrapatas menudas, y el pellejo petrificado por una costra de rémora, mas a la inversa de la descripción del sacerdote, sus partes humanas eran más de ángel valetudinario que de hombre, pues las manos eran lisas y hábiles, los ojos grandes y crepusculares, y tenía en los omoplatos los muñones cicatrizados y callosos de unas alas potentes, que hubieron de ser limadas con hachas de labrador".


El autor rumano Mircea Eliade, en su cuento Dayan le hace aparecer y también interactuar con el protagonista, charlar en castellano, y pone en su boca el deseo del fin del planeta (la vuelta de Cristo a juzgar a los hombres). Se puede decir que dicho cuento vira en torno a su figura.


El judío errante asimismo aparece en la novela de ciencia ficción Un canto a San Leibowitz, de Walter Miller Jr. En las novelas de Russel Griffin, el judío errante es un robot destinado a espiar a los humanos.


La figura del judío errante aparece también como personaje de un cuento del escritor inglés J. G. Ballard, "The Lost Leonardo" (mil novecientos sesenta y cuatro). En esta obra se lo representa en un intento eterno de enseñar su arrepentimiento por haberse mofado de Jesús.


Otra aparición del judío errante la podemos encontrar en el libro El Mártir del Gólgota, de Enrique Pérez Escrich, donde se relata que cuando Jesús en su camino al suplicio pasa por la casa de él y le solicita agua de su pozo, mas se la niega contestándole: Anda, anda... y es cuando Jesús le afirma que va a ser errante y va a ser quien después andará hasta el momento en que Él regrese.


En una novela del escritor argentino Néstor Barron ("Váyanse todos a la mierda, afirmó Clint Eastwood", de dos mil siete), el judío errante, con el nombre de Ahasvero, interviene en el último tercio de la historia, andando por las calles de Buenos Aires al lado del protagonista de la novela, procurando conseguir un encuentro con otro personaje muy singular que podría liberarlo de su condena eterna, y mostrando de una forma muy original el cansancio metafísico de su condena a la espera.


También se menciona a él en el libro de Torcuato Luca de TenaLa edad prohibida, donde un mozalbete se ufana de haber dado vida, por medio de una estatua en la arena, al judío errante.


Un episodio de la serie de cómics de Asterix, El adivino, hace referencia directa a este tema literario.


En el cosmos de DC Comics, el personaje del Espectro errante tendría como uno de sus posibles orígenes al judío errante.


El escritor de origen judío Joseph Roth (natural de Brody, en la zona de Galitzia, por entonces en el Imperio austrohúngaro) escribió en mil novecientos veintisiete Los judíos errantes (Juden auf Wanderschaft). En este ensayo, Roth examina la diáspora y la asimilación de entreguerras de los judíos del este de Europa, que llegaban a la Europa Occidental desde Rusia, Ucrania o bien Polonia. Se refleja además la nostalgia de un planeta, de una estructura religiosa perdida y de una imagen de Europa que desapareció con la caída de los Habsburgo.


En el año dos mil ocho, el escritor de España César Vidal Manzanares le dedicó su novela El Judío Errante, contando la angustiosa espera del Judío, hasta la parusía, el día en que volviera Jesús para juzgar al planeta.


Desde el año mil novecientos noventa y ocho hasta la data, el Semanario Noticias y Protagonistas de la urbe de Mar del Plata, Argentina, publica una columna titulada Cartas de un judío a la Nada, donde se publican historias aparentemente escritas por el judío errante en sus viajes por medio de los años.


En el manga Mahou Tsukai no Yome de Yamazaki Kore el oponente primordial es un mago inmortal llamado Cartaphilus, y al explicar su historia desvelan que los magos le llaman "El Judío Errante", condenado por el hijo de Dios a la inmortalidad.


COMPARTE EN TU RED SOCIAL PREFERIDA:

mas informacion


  ELIGE TU TEMA DE INTERÉS: 


autoayuda.es

  Cristianos (Wikinfo) 

autoayuda.es   BUSCADOR Cristiano    

 

USUARIOS:

Hay 45 invitados y ningún miembro en línea

cristianismo, catolicismo y biblia

cristianismo, catolicismo y biblia

 

WEBs RELACIONADAS:

 cristianismo, catolicismo y biblia

Está aquí: Inicio > [ CRISTIANISMO ] > ıllı Judío errante wiki: info, historia y vídeos

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver políticas