ıllı Portal sobre Cristianismo y Catolicismo (2018)

Portal wikinfo sobre cristianismo, catolicismo, biblia, santoral, vaticano, papa, tierra santa y peregrinaciones

 !Selecciona tu Idioma!

ıllı Todo sobre el Cristianismo y los Cristianos:

ıllı Movimiento de Sacerdotes para el Tercer Mundo wiki: info, historia y vídeos

COMPARTE EN TU RED SOCIAL PREFERIDA:

cristianismo, catolicismo y biblia

salud  Movimiento de Sacerdotes para el Tercer Mundo 


El movimiento renovador en la Iglesia Católica había dado múltiples frutos muy perceptibles en años precedentes, de manera especial las modificaciones en el culto y en la orientación secular de la iglesia establecidas en el Concilio Vaticano II y las indicaciones sobre la implicación de la Iglesia en la acción social contenidas en la encíclicaPopulorum Progressio dictada por el papa Pablo VI.


El quince de agosto de mil novecientos sesenta y siete, el obispobrasileñoHélder Câmara lideró un conjunto de dieciocho obispos de América Latina, Asia y África que redactó un manifiesto para respaldar el "llamado angustioso del Papa Pablo VI en la encíclica Populorum Progressio", en el que se vinculaba la situación de pobreza y desamparo de los ciudadanos del Tercer Planeta con la explotación a la que el "imperialismo del dinero" de las corporaciones multinacionales los someten, con el aval de los gobiernos, y expresando el compromiso religioso con la superación de exactamente la misma.


El prelados de Goya, Alberto Devoto, fue el primero en percibir el documento en Argentina y lo entregó al sacerdote Miguel Ramondetti, quien lo tradujo así como su colega Rodolfo Ricciardelli, lo imprimieron y así como Héctor Botán lo distribuyeron. El treinta y uno de diciembre de mil novecientos sesenta y siete doscientos setenta sacerdotes, entre los que estaban los 3 convocados, dirigieron una carta al prelados Helder Cámara adhiriendo al manifiesto de los dieciocho obispos, la que puede considerarse el documento creador del Movimiento de Sacerdotes para el Tercer Planeta (MSTM), a la que se agregaron velozmente veintidos firmas.


La reacción al documento base elaborado por el Consejo Episcopal Sudamericano para la Conferencia Episcopal de la ciudad de Medellín, halló a la curia argentina ya en efervescencia. El primer encuentro del MSTM, efectuado en mayo de mil novecientos sesenta y ocho, contó con el aval implícito de los obispos Guillermo Bolatti, Enrique Angelelli, Alberto Devoto, Jerónimo Podestá, Jaime de Nevares, Adolfo Tortolo y Vicente Zaspe, si bien ninguno de ellos llegó a ser parte del movimiento. El MSTM mandó una carta a los obispos reunidos en la ciudad de Medellín, que fue firmada por cuatrocientos sacerdotes argentinos y quinientos más de otros países sudamericanos.


Entre el veinticuatro de agosto y el seis de septiembre de mil novecientos sesenta y ocho, la asamblea de la II Conferencia General del Episcopado Sudamericano, en la urbe colombiana de la ciudad de Medellín, llegó a conclusiones similares; el documento redactado por exactamente la misma declaró el compromiso de la Iglesia en la mejora de la situación de los pobres, actuando sobre las situaciones que producían la miseria. La adaptación al instante político, conforme a la CELAM, forzaba a los sacerdotes a acreditar acciones políticas de diferente viso —revolucionarias, pacíficas o bien violentas— en los diferentes contextos nacionales.


Junto con abundantes laicos, el MSTM se dedicó al trabajo social en zonas marginales, aparte de respaldar las reivindicaciones obreras. La proximidad con los sindicatos acercó a muchos de sus miembros al movimiento peronista. El segundo encuentro se realizó el 1, dos y tres de mayo de mil novecientos sesenta y nueve en Colonia Caroya, Córdoba. Desde el tercer encuentro del MSTM se deja ver una clara aproximación al peronismo. El escritor Carlos Sacheri publicó entonces un libro contra el MSTM, en el que se resalta el señalamiento a Miguel Ramondetti como "marxista".


El MSTM convergió con la corriente continental de la Teología de la liberación, contó con expositores de su perspectiva teológica de opción por los pobres, como Rolando Concatti, y halló un instrumento teorético para su trabajo pastoral con la publicación del libro Teología de la Liberación: Perspectivas de Gustavo Gutiérrez Merino, en mil novecientos setenta y uno. La deriva teológica no tardó en percibir duras condenas del episcopado. Un comunicado del MSTM que abogaba por la socialización del poder económico, político y cultural y la eliminación de la propiedad privada de los medios de producción, fue declarado por la jerarquía como contrario a la doctrina eclesiástica, lo que no impidió que monseñor Eduardo Pironio afirmara el veinte de febrero de mil novecientos setenta y dos que "el Movimiento de sacerdotes para el Tercer Planeta es indudablemente un movimiento religioso, con una fenomenal predisposición de entrega, es asimismo una lección de compromiso, y habitualmente, de heroísmo".


Boletín Enlace


Fué el órgano de comunicación oficial del MSTM. Se publicaron veintiocho números entre septiembre de mil novecientos sesenta y ocho y mayo de mil novecientos setenta y tres, coincidiendo de modo general con la trayectoria del MSTM. Sirvió a la comunicación interna de los adherentes al MSTM, tuvo circulación nacional. Sus directivos fueron los sacedotes Alberto Carbone (Buenos Aires mil novecientos sesenta y ocho-mil novecientos setenta), Miguel Ramondetti (Goya, mil novecientos setenta-mil novecientos setenta y tres) y Osvaldo Catena (Santa Fe, mil novecientos setenta y tres).


La primordial polémica versaba sobre la lucha armada y el empleo de la violencia. Por una parte la cosmovisión del movimiento se fundamentaba en Pierre Teilhard de Chardin y en la doctrina del compromiso con el planeta de Emmanuel Mounier, Yves Congar, Michel Quoist, como los escritos de Gustavo Gutiérrez y otros teólogos fundantes de la Teología de la liberación, que rechazaban la lucha armada. Por otra parte la repercusión del marxismo en las primordiales revoluciones del siglo veinte, la resistencia peronista contra las dictaduras siguientes a mil novecientos cincuenta y cinco, el apogeo de los movimientos guerrilleros de liberación en Latinoamérica después de la Revolución Cubana -entre ellos Montoneros y otras organizaciones armadas en Argentina-, como los escritos y lucha del sacerdote guerrillero colombiano Camilo Torres Restrepo, influyeron en ciertos ámbitos del movimiento, que desarrollaron una justificación teológica de la violencia revolucionaria, vinculándola al tradicional derecho de resistencia contra la opresión, en un instante en que se generalizaban las dictaduras militares y el terrorismo de Estado en Latinoamérica, apoyadas desde USA y fomentadas desde la Escuela de las Américas a través de la Doctrina de la Seguridad Nacional.


Estas diferencias llevaron a una fuerte rotura en el encuentro de mil novecientos setenta y tres, en que se mostraron irreconciliables; si bien la acción individual de los sacerdotes no redujo, dejaron de presentar un frente organizado.Ciertos sacerdotes tercermundistas dejaron la sotana por aquellos años para sumarse a la guerrilla, al tiempo que otros representantes del movimiento como el padre Carlos Mugica y el padre Carbone, consultor nacional de la JEC prosiguieron con su rechazo a la lucha armada, distinguiendo el MSTM de las guerrillas. En mil novecientos sesenta y ocho Mugica encabezó una corriente en el MSTM, de sacerdotes que decidieron vivir y comprometerse con las necesidades de las poblaciones de las villas miseria, famosa como curas villeros.


Otras diferencias atañían a la situación política, aun en el mismo peronismo. La línea más cercana a la bóveda sindical fomentaba una concepción parcialmente verticalista, al paso que las situaciones del interior abogaban por una estructura más descentralizada. Por último, ciertos peronistas rechazaban de plano el marxismo, al paso que otros lo consideraban un procedimiento conveniente de análisis social. La cuestión del celibato obligatorio y la pertenencia al MSTM de sacerdotes casados, asimismo produjo diferencias internas en el MSTM, que discutieron el tema en el encuentro de mil novecientos setenta y tres.


Más de cuatrocientos sacerdotes integraron el MSTM, entre ellos los progenitores Miguel Ramondetti, Rodolfo Ricciardelli, Héctor Botán, Carlos Mugica -asesinado en mil novecientos setenta y cuatro-, Elías Musse, Rubén Dri, Rolando Concatti, Rafael Yacuzzi, Jorge Adur, Domingo Antonio Bresci, Alberto Carbone, Luis Farinello, Miguel Y también. Hesayne, Pablo Tissera, Osvaldo Catena, Fernando Boasso, Jorge Vernazza, Carlos Aguirre, Aldo Büntig, José "Pepe" Serra, Osvaldo Musto (hasta diciembre de mil novecientos sesenta y ocho), Vicente Reale, Oscar Bracelis, Rolando Concatti, Edgar Taricco, Miguel Perez Burgoa, Agustín Totera, Carlos Pujol.


En el instante de mayor dimensión, el movimiento contó con quinientos veinticuatro miembros.


Junto con el recrudecimiento de la opresión, tras la muerte de Perón y el ascenso de José López Rega, el movimiento perdió capacidad de acción y terminó por disolverse unos años después. Si bien ciertos de sus miembros dejaron el sacerdocio, en especial para casarse, la mayor parte continuó en el mismo; una investigación de mil novecientos ochenta y ocho señalaba que un sesenta y siete por ciento preservaba todavía su estado clerical. Veinte sacerdotes miembros del MSTM fueron asesinados. El movimiento de curas villeros sobrevivió y fue reconocido en dos mil nueve con la creación de una Vicariato singular en el arzobispado de la ciudad de Buenos Aires.


COMPARTE EN TU RED SOCIAL PREFERIDA:

mas informacion


  ELIGE TU TEMA DE INTERÉS: 


autoayuda.es

  Cristianos (Wikinfo) 

autoayuda.es   BUSCADOR Cristiano    

 

USUARIOS:

Hay 209 invitados y ningún miembro en línea

cristianismo, catolicismo y biblia

cristianismo, catolicismo y biblia

 

WEBs RELACIONADAS:

 cristianismo, catolicismo y biblia

Está aquí: Inicio > [ CRISTIANISMO ] > ıllı Movimiento de Sacerdotes para el Tercer Mundo wiki: info, historia y vídeos

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver políticas